El alcalde de Vigo y candidato a la reelección, Abel Caballero, restó ayer importancia al apercibimiento que le ha hecho la junta electoral por "vulnerar la neutralidad", ya que "no hubo procedimiento sancionador" y aseguró que este órgano "archivó" las tres denuncias presentadas por el PP.