25 de marzo de 2019
25.03.2019

Las defensas piden la nulidad de las escuchas en el caso de la banda viguesa que traficaba con cocaína impregnada en maletas

Tampoco ven competente a la Audiencia de Vigo para el juicio, sino que alegan que es la Audiencia Nacional

25.03.2019 | 12:58
Juicio de esta mañana en la Audiencia de Vigo. // Alba Villar

La banda asentada en Vigo que presuntamente introducía cocaína impregnada en los forros de maletas y bolsos mediante correos que viajaban en avión desde Sudamérica a Madrid se sienta hoy en el banquillo de la Sección Quinta de la Audiencia con sede en la ciudad olívica. La droga, una vez en España, era supuestamente recuperada por un "químico" en un laboratorio clandestino en Torrejón de Ardoz. La Fiscalía solicita penas que suman 71 años para los acusados y multas millonarias. Las defensas solicitan la libre absolución.

La vista arrancó con las cuestiones previas de las partes. Los abogados, entre ellos el pontevedrés Manuel Franco Argibay, expusieron principalmente dos alegatos. El primero fue la falta de competencia territorial de la Audiencia viguesa para celebrar el juicio, solicitando la inhibición a estos efectos a la Audiencia Nacional. Y también argumentaron que las escuchas telefónicas son "irregulares", instando por ello su nulidad. Otras cuestiones que expusieron fue por ejemplo la "ruptura " de la cadena de custodia del estupefaciente aprehendido. El fiscal se opone a todos estos alegatos.

Hay nueve procesados, entre los que se encuentran los supuestos cabecillas del grupo criminal: el arousano José Luis O.V. -viejo conocido de las fuerzas de seguridad que ya fue condenado por narcotráfico a 13 años y medio de prisión en España y a otros 6 años en Portugal-; y Álvaro M. G., sin antecedentes y residente en Cataluña, que según la acusación tenía los contactos en Colombia y Paraguay para concretar el suministro del estupefaciente.

La Fiscalía solicita la pena más alta para Álvaro M.G., 11 años de cárcel y multa de un millón de euros; mientras que para el arousano pide 9 años y medio y y multa de 632.250 euros. Las mujeres que presuntamente actuaron como correos afrontan 6 años y medio de prisión, mientras que los subalternos de los cabecillas se enfrentan a penas de entre 6 y 8 años. El fiscal solicita para el supuesto "químico" contratado para recuperar la cocaína 8 años y medio de cárcel y multa de 263.575 euros.

La Fiscalía sostiene que los acusados integraban "un grupo criminal organizado" que planificó la introducción de dos partidas de cocaína desde Sudamérica para su distribución en España. Pero ambas se vieron frustradas por las fuerzas antidroga.

Así, en la madrugada del 24 de marzo de 2017 en Barajas, la Policía Nacional interceptó a una mujer procedente de Brasil que transportaba una maleta, una bolsa de viaje y una cartera "empapadas" de cocaína. Tras la decantación se obtuvo un alijo de unos 4 kilos de cocaína valorado en 191.993 euros.

Lo que los cabecillas de la red no sabían es que las fuerzas de seguridad les seguían los pasos y tenían sus teléfonos intervenidos, por eso supieron el avión en que llegaba la correo. Uno de los supuestos líderes, después de la intervención en Barajas, decidió cambiar de modus operandi. La cocaína seguiría entrando en España por maletas, pero lo haría por el aeropuerto de El Prat y no llegaría con correos, sino que las maletas se encargarían mediante mensajería. Los agentes descubrieron, además, dos cultivos extensivos de marihuana ilegales en las localidades catalanas de Tarrassa y Premiá de Mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes