17 de marzo de 2019
17.03.2019

Jessica: "Soy gitana y no quería estudiar, pero aquí me cambió la mentalidad; las mujeres podemos trabajar y ser independientes"

17.03.2019 | 03:51

Pablo Pérez sufrió acoso en Primaria -"Te acaba creciendo una rabia interior"- y después dejó el instituto por problemas familiares: "Pasé de sacar ochos en los exámenes a cincos y después ceros. Me empezaba a dar igual y la jefa de estudios me invitó a irme". Pero en el centro EPA Berbés ha encontrado la motivación que le faltaba, un ambiente de "muy buen rollo" y unos compañeros y profesores que le apoyan.

"Me acabo de sacar el carné de conducir y tengo un trabajo de transporte de mercancías. Vivo con mis abuelos pero quiero mantenerme por mí mismo", asegura sobre sus planes inmediatos.

Jessica Ramírez es madre soltera y entró en las aulas de ESA hace 6 años animada por su hija Erica, ya que la concesión de ciertas ayudas públicas implica tener una formación mínima. Pero estuvo a punto de abandonar en más de una ocasión.

"Soy gitana y no quería estudiar pero mis profesores, a los que admiro y quiero mucho, perseveraron conmigo. Las gitanas estaban para fregar, lavar, casarse y tener hijos y cuando veía a mi hija haciendo los deberes como una paya ¡me salían sarpullidos! Pero aquí leí mi primer libro entero y ahora me expreso y me defiendo mejor en la vida. Me siento más realizada y me cambió la mentalidad para bien. Veo bien que las mujeres podamos trabajar y tener nuestra independencia. Y quiero que mi hija siga estudiando", defiende convencida.

Alumnos, tanto actuales como antiguos, y profesores tienen un grupo de whatsapp "muy activo". Otra de sus integrantes es Valeria Lopo, que finalizó su etapa en las aulas de Marqués de Valterra hace 4 años y mantiene los vínculos con el centro que le ha permitido cumplir su sueño de convertirse en azafata de vuelo. A finales de este mes firmará un contrato fijo con Vueling en Barcelona.

"Por circunstancias de la vida no pude sacar el Bachillerato y una amiga me habló de este centro. Empecé un poco desorientada. Todos éramos muy diferentes, con distintas edades, trabajos y países de procedencia. Pero hicimos mucha piña y todos nos apoyábamos. Estudiar aquí fue muy importante para mí, no solo por el título sino porque gané mucha confianza en mí misma y empecé a darle importancia a estudiar, a ser curioso y mantenerse activo", agradece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes