08 de marzo de 2019
08.03.2019

Retiran casi 4.000 toneladas de tierra del talud caído en la AP-9

Un carril de la autopista seguía ayer cortado entre los túneles de A Madroa y Candeán, lo que provocó retenciones de tráfico

08.03.2019 | 01:56
Los trabajos continuaron ayer en la autopista para retirar la tierra de la vía. // R. Grobas

Los inconvenientes causados por el talud de tierra que se vino abajo a media tarde el pasado miércoles en la AP-9 entre los túneles de Candeán y A Madroa no han terminado. El incidente, en sentido Pontevedra, ha acabado siendo más aparatoso de lo que en un principio parecía. El carril izquierdo se mantiene cortado mientras la empresa encargada de recuperar la zona trabaja día y noche para volver a la normalidad. En estos casi dos días desde el desprendimiento los operarios, apoyados en varios camiones bañera y una retroexcavadora, han retirado entre 3.000 y 4.000 toneladas de tierra, según fuentes de la constructora. Los trabajadores están utilizando hormigón proyectado para reparar la zona y que no vuelva a haber un nuevo desprendimiento. Se está elaborando ya el proyecto técnico necesario para estos trabajos.

Especialmente durante la mañana de ayer, ese corte de carril en plena autopista provocó considerables retenciones. El atasco llegaba incluso hasta la salida del aeropuerto de Peinador. Usuarios afectados por las aglomeraciones mostraron su indignación en las redes sociales, lamentando retrasos de varias horas para llegar a sus destinos. El desprendimiento se produjo entorno a las 16.00 horas del miércoles y fue provocado por los fuertes vientos del temporal Laura, que llegaron a soplar a más de 100 kilómetros por hora. También provocó un pequeño accidente de tráfico, cuando un conductor frenó para evitar chocar contra los restos de tierra en la calzada y recibió el impacto de un coche que le golpeó por detrás.

Para intentar mitigar las molestias causadas, como se prevé que los trabajos duren varios días, la idea de la empresa es mantener abiertos los dos carriles durante el día y cerrar el derecho por la noche para poder seguir trabajando sobre la zona. "Se trabajará mucho por la noche y algo menos por el día", explican desde la constructora. El kilómetro 153,5 de la AP-9 en dirección Pontevedra es el punto exacto donde se produjo el desprendimiento.

El derrumbe en plena autopista no fue el único percance de ese día provocado por el temporal. La Policía Local tuvo que atender decenas de incidencias, como inundaciones en locales y viviendas, desprendimientos de fachadas en calles como Ramón Nieto, Chile y Elduayen o varias caídas de árboles. Ayer el temporal amainó, pero la intensa lluvia que cayó a primera hora de la tarde provocó un aparatoso accidente en plena Gran Vía con cuatro vehículos implicados aunque sin heridos graves. Fue el único altercado destacable en una jornada ya con escasos vientos.

Los bomberos también tuvieron un día tranquilo. Tuvieron que dirigirse, eso sí, a la VG-20 a la altura del Álvaro Cunqueiro al ser alertados de que una camioneta estaba ardiendo. Fue sin embargo una falsa alarma, porque no hubo fuego, sino que el vehículo estaba rodeado de vapor a causa de una avería en el motor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes