Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las instalaciones, a la venta desde principios de 2014

Zona Franca plantea la compra del antiguo edificio de informática de Caixanova para un centro de negocios

El Consorcio ya ha manifestado su interés a Abanca por este complejo de 14.000 m2 en López Mora ahora en desuso - Aspira a replicar en la ciudad el modelo de emprendimiento que tiene en A Granxa y Porto do Molle

El edificio de informática de Caixanova en Vigo // R. Grobas

El edificio de informática de Caixanova en Vigo // R. Grobas

Zona Franca pretende replicar en pleno corazón de la ciudad el modelo de apoyo al emprendimiento que desde hace años desarrolla en los centros de negocios de A Granxa (Porriño) y Porto do Molle (Nigrán), y ya tiene en mente una posible ubicación: en antiguo complejo de informática de Caixanova en López Mora, en desuso y a la venta desde principios de 2014. Fuentes del Consorcio que pilota David Regades reconocen que los 14.000 metros cuadrados de instalaciones reúnen todas las condiciones necesarias para convertirse en un centro de negocios "urbano", el primero que tendría la Zona Franca de estas características, y que hay contactos "muy avanzados" con la entidad propietaria: Abanca.

Se trata de uno de los complejos más reconocidos del centro de la ciudad -destaca por la fachada acristalada de uno de sus edificios-, obra en su día de la constructora olívica Viqueira. Está formado por cuatro inmuebles de tres y cuatro plantas que suman algo más de 14.000 m2 sobre una parcela de 8.500 m2 entre López Mora y Tomás Alonso, en los que la extinta Caixanova tenía su equipo de desarrollo de aplicaciones informáticas (edificio 1), la Universidad Corporativa Caixanova (edificio 2), oficinas en alquiler (3) y se realizaban tareas administrativas de la propia entidad financiera (4). NGC desmanteló todo el servicio tecnológico del banco a comienzos de 2014 y desde entonces estas instalaciones han estado a la venta a la espera de comprador, que podría ser Zona Franca.

El antiguo complejo informático encaja en el proyecto del Consorcio de dotar a la ciudad de su propio centro de negocios, como los que hay en los polígonos de A Granxa y Porto do Molle, y la negociación con el actual propietario -Abanca- estaría bastante avanzada, aunque la Zona Franca prepara igualmente un concurso para la selección del mejor emplazamiento posible para la iniciativa. Pero por dimensiones (cuatro edificios, 14.000 m2), ubicación (pleno centro) y el buen estado de conservación de las instalaciones (pese a estar en desuso desde hace cinco años), el antiguo centro informático de Caixanova será con toda probabilidad la mejor opción, según fuentes consultadas.

En cuanto a los usos de este nuevo proyecto, Zona Franca prevé que sea centro de negocios y de apoyo al emprendedor, con un claro retorno económico, pero también está abierta a alianzas con la Universidad de Vigo, que ya ha manifestado en los últimos meses de acercar todavía más su actividad al corazón de la ciudad. De hecho, se ha interesado por ejemplo en los actuales edificios de los juzgados, que quedarán vacíos cuando se produzca el traslado de la actividad judicial a la nueva Ciudad de la Justicia en el antiguo Xeral, y sigue adelante con los planes del edificio Faraday en la ETEA.

Compartir el artículo

stats