La calle como pista y los contendores de basura como bolos. Así se entretuvo un vecino de la ciudad en la madruga del domingo tras arrojar una treintena de cubos a la calzada impidiendo la circulación de vehículos y pudiendo causar más de un accidente.

La Policía Local detuvo a un hombre de 60 años por un delito contra la seguridad vial al tirar estos cubos al medio de la calzada en la zona de Coia.Los hechos se registrados al filo de la medianoche de ayer, cuando se da aviso a la Comisaría. Una patrulla se desplazó hasta la calle Balboa y allí reubicaron los contenedores. Al supuesto autor lo localizaron en la confluencia de las calles O Grove y A Estrada. Allí, agentes de la Policía Nacional identifican a un individuo que coincide con las características descritas.

La patrulla de Policía Local tiene constancia de que en la madrugada del mismo día, en la misma zona, se habían encontrado 16 contenedores en el centro de la calzada. Cuando se le pregunta por los hechos reconoce que los estaba tirando, así como los 16 antes mencionados.

En la madrugada mencionada, tanto por parte de personal de limpieza como de varios conductores se comunica la presencia de contenedores en la zona de Coia que ofrecen riesgo para la circulación. Especialmente peligroso son los puntos de Grove con Castelao por la poca iluminación en la zona y Castelao con Darío Durán. Igualmente en la calle Lalín, donde los vehículos al tratar de acceder a la calle Coruña se encontraban los contenedores cortando totalmente el paso. Tanto los operarios de limpieza como los efectivos municipales desplazadas a la zona procedieron a la retirada de los recipientes para restablecer la circulación y evitar más riesgos.