Un millar de personas reclamaron esta tarde en la calle el fin del peaje de la AP-9 entre Vigo y Redondela. La manifestación convocada por las asociaciones vecinales de Teis y Chapela reunieron a cientos de vecinos que exigen a Fomento que cumpla con el compromiso asumido en 2018 —durante el gobierno de Mariano Rajoy— de suprimir un gravamen que tachan de "injusto y discriminatorio".

La marcha arrancó pasadas las seis de la tarde desde Torres de Padín y avanzó hasta la rotonda de Cabanas, situada a escasos metros de la cabina de peajes que reclaman eliminar. Entre los asistentes estaban el alcalde de Redondela, Javier Bas, los candidatos del PP, Marea y BNG a la Alcaldía de Vigo y diferentes representantes vecinales, como la presidenta de la Favec o de los colectivos de Teis y Chapela.

Entre los asistentes también estaba el responsable de la Asociación de Empresarios del Transporte de la Provincia de Pontevedra (Asetranspo), Ramón Alonso, quien incidió en el daño que causa el peaje al sector. Alonso recordó que desde 2018 el Concello mantiene vetado el paso de camiones por Sanjurjo Badía, lo que obliga al tráfico pesado que se mueve entre el puerto y las industrias de Teis y Redondela a recurrir a la AP-9. Para no dañar la eficiencia del sector urgen el fin del polémico peaje, pero también —al igual que los vecinos— nuevos accesos y salidas que hagan más permeable la autopista.