Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto rechaza las alegaciones y sanciona a Audasa con 240.000 euros por impago de tasas

-Las multas impuestas a la concesionaria con esta cuarta sumarán 600.000 euros en total

Precintado por precaución en A Laxe  |  Las bajas temperaturas registradas durante las mañanas en combinación con la ausencia de sol en esta zona forman placas de hielo que constituyen un peligro para los usuarios del paseo que bordea la dársena deportiva de A Laxe, frente al centro comercial. Para evitar accidentes, la Autoridad Portuaria de Vigo está optando estos días por precintar parcialmente el tramo de tarima de madera (como se aprecia en la imagen) desde su inicio en la Estación Marítima hasta la de Ría.

Precintado por precaución en A Laxe | Las bajas temperaturas registradas durante las mañanas en combinación con la ausencia de sol en esta zona forman placas de hielo que constituyen un peligro para los usuarios del paseo que bordea la dársena deportiva de A Laxe, frente al centro comercial. Para evitar accidentes, la Autoridad Portuaria de Vigo está optando estos días por precintar parcialmente el tramo de tarima de madera (como se aprecia en la imagen) desde su inicio en la Estación Marítima hasta la de Ría.

Cuarta multa a Audasa por negarse a pagar las tasas que reclama el Puerto en concepto de ocupación de lámina de agua y de la actividad económica generada en el puente de Rande. En el periodo de alegaciones de un nuevo expediente infractor, la concesionaria de la autopista ha repetido los mismos argumentos que en los anteriores: que no tiene por qué pagar absolutamente nada por una infraestructura construida hace más de 40 años sobre aguas de jurisdicción portuaria ni por la millonaria recaudación obtenida en el viaducto con los peajes en constante aumento que cobra a miles de conductores. En consecuencia, el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprobará este viernes la resolución del último trámite "por comisión de infracción grave" equivalente a 240.000 euros de sanción.

Si paga este importe como ha hizo con los otros, en total la compañía que explota la AP-9 habrá abonado al Puerto 600.000 euros en multas. Una actitud que por reiterada no deja de sorprender a los asesores jurídicos de Praza da Estrela por cuanto solo la cifra que lleva apoquinada hasta la fecha, 360.000 euros, casi quintuplica el importe anual que se le exige por las dos citadas tasas, de unos 70.000 euros anuales.

Tanto como que prefiera abonar sanciones antes que pagar como cualquier empresa asentada en sus aguas, a quienes en el Puerto han analizado las alegaciones que Audasa presentó a los expedientes abiertos les llama la atención la "inconsistencia" . Como en los otros tres, más allá de la ley de autopistas de 1973 que supuestamente le concede la exención, en este cuarto proceso la compañía tampoco aporta ninguna disquisición legal diferente en sus escritos para rebatir la tesis defendida por Praza da Estrela de que estaría obligada a pagar tasas en virtud del Texto Refundido de la Ley de Puertos y de la Marina Mercante del 5 de septiembre de 2011.

La fecha de publicación de esta normativa marcaría el periodo que alcanza la retroactividad que el Puerto se propone reclamar en caso de que falle a su favor el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ante los que recurrió la empresa. Porque todo indica que este enfrentamiento se resolverá por la vía judicial. El presidente Enrique López Veiga recalcó ayer que seguirán las sanciones. "No sé por qué tendría que sorprenderse Audasa de esto cuando también ella sigue subiendo los peajes", ironizó.

Un pulso camino de tres años

El pulso que la Autoridad Portuaria mantiene con la concesionaria va camino de cumplir tres años. La primera multa se decidió en 2016 después de meses sin tener noticias de unos directivos que en el despacho del presidente, en una reunión a finales del año anterior, parecían dispuestos "a normalización su situación".

Desde aquella primera cita, en los más de dos años transcurridos no se produjo ningún otro acercamiento hasta que antes el pasado verano los nuevos miembros de la cúpula dirigente de la empresa se personaron en Praza da Estrela. Y como ocurrió al principio, en esta segunda ocasión también hicieron creer al Puerto que rectificarían su postura, hasta el punto de que se paró el cuarto expediente ahora resuelto. Y sin embargo, la compañía continuó en la misma. "Pero una y no más", declaraba el pasado noviembre López Veiga indignado con la engañifa de Audasa.

Compartir el artículo

stats