El acto organizado por el Partido Popular que esta tarde ha traído a la sede del Celta Partido Popular Celtaal presidente del PP, Pablo Casado, y al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha generado algo de revuelo en un sector del celtismo que ha convocado protestas en la calle Príncipe y que también mostró su disconformidad con el presidente del Celta, Carlos Mouriño, en forma de pintadas en Balaídos.

El estadio amaneció con diferentes pintadas. Las cristaleras de los establecimientos que se encuentran sin usar de la grada de Tribuna tenían frases como "Mouriño fora", "o escudo non se mancha". Operarios del club vigués se encargaron de limpiarlas y a mediodía ya estaban completamente limpias.

La peña "Celtarras" ha convocado a las 18 horas una concentración delante de la sede del Celta para exigir a Mouriño que no politice el club. "El escudo no se mancha, fuera de nuestra sede", escribió el colectivo de seguidores del Celta en su comunicado.