Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La remodelación de una de las principales puertas de acceso a la ciudad

La nueva avenida de Madrid incluirá más jardines y renovará el abastecimiento

El presupuesto sumará tres millones más hasta superar los 13 -Reforzará los elementos ornamentales y escultóricos, las zonas ajardinadas y pavimentará las aceras con granito - La actuación saldrá en breve a exposición pública, paso previo a la licitación

Caballero ayer en su visita a las obras de humanización de la calle Mantelas. // Marta G. Brea

La reforma de la avenida de Madrid será más ambiciosa de lo que en un principio habían pactado Concello y Fomento en 2016. El Gobierno local plantea que el presupuesto de la remodelación de uno de los principales viales de acceso a Vigo se engruese ligeramente hasta pasar de los 10,3 millones acordados hace tres años a más de 13, incluyendo el IVA. Según apuntan desde Praza do Rei se está redactando ya la adenda y ambos organismos firmarán un nuevo convenio que contemple una mayor dotación presupuestaria. El calendario que manejan las administraciones prevé que el proyecto salga en breve a exposición pública, un trámite previo a la licitación.

El presupuesto del proyecto se amplía para reforzar la actuaciones acordadas en 2016. Concello y Fomento plantean aumentar las zonas ajardinadas, dotándolas además de sistema de riego, pavimentar todas las aceras con granito en vez de con la loseta hidráulica que se había barajado hace tres años y renovar la red de abastecimiento que discurre por ambos márgenes de la avenida. Con el aumento de la financiación el Concello quiere incrementar el número de elementos ornamentales y escultóricos, fuentes... con el objetivo de mejorar el aspecto de una de las arterias más transitadas de todo Vigo.

El objetivo es que la avenida armonice con las humanizaciones que está acometiendo el Ayuntamiento y evitar que luzca como un vial interurbano, la apariencia que le dan ahora sus aceras estrechas y las verjas metálicas que dividen los carriles por sentidos. Los últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento fijan el tráfico de la avenida de Madrid en varias decenas de miles de vehículos diarios.

El acuerdo que alcanzaron en 2016 Concello y Fomento, entonces dirigido por la actual presidenta del Congreso, Ana Pastor, contemplaba que la administración local aportase tres de los 10 millones presupuestados, mientras el ministerio afrontaría el resto. De su parte, un millón se destinaría a proyectos y los seis restantes a sufragar las obras. Entonces se pactó que el Consistorio se haría cargo de los viales laterales, que son de titularidad municipal. El ministerio, a su vez, aportaría el dinero para el tronco central de la avenida.

Ornamentos e iluminación

La reforma se centrará en una franja de 2,3 kilómetros comprendidos entre Praza de España y el entorno del Seminario, donde la avenida entronca con la autovía A-55 que comunica con Portugal y -a través de la A-52- con Ourense y el centro de la península. La superficie aproximada que se estimaba en 2016 rondaba los 75.000 metros cuadrados (m2). Entonces ambas administraciones planteaban humanizar el tramo comprendido entre Praza de España y Baixada á Salgueira, sustituyendo la vieja verja de la mediana central por otra que aporte una mejor imagen a la avenida y ampliando las aceras.

Para facilitar el tráfico y el paso de los peatones ambas administraciones contemplaban algunos añadidos: una glorieta a la altura de la Rúa San Roque, donde hay ahora un cruce directo desde Loureiro; una rotonda en el cruce con Gandarón y Raposeira, a la altura del hipermercado Alcampo; y un cruce a la Estrada do Vilar para evitar rodeos. Con el objetivo de mejorar la seguridad de los viandantes, se valoraba duplicar los pasos de peatones hasta sumar una docena.

Aunque uno de los objetivos del aumento de fondos es reforzar la estética de la avenida y dotarla de un mayor número de piezas ornamentales, como esculturas o fuentes, el proyecto acordado hace tres años ya tenía entre sus objetivos mejorar el aspecto de la zona. Además de la reforma de las aceras y eliminar la verja central, que da a la calle un aspecto carcelario, preveía que la mediana central -además de ajardinarse- incluyera "iluminación moderna de diseño".

Los Presupuestos Generales del Estado para 2019 contemplan una partida de un millón de euros para la reforma de la avenida, una cuantía inferior a la de ejercicios pasados. Las anteriores cuentas presentadas por el Gobierno del PP preveían una inversión de 1,8 millones, partida a la que se planteaba sumar otra de un millón en 2019. Cuando Concello y Fomento presentaron el anteproyecto de 2013 estudiaban ejecutar una inversión próxima a los nueve millones de euros entre los años 2017 y 2018.

Compartir el artículo

stats