12 de febrero de 2019
12.02.2019

El modelo "low cost" entra en zona de turbulencias

Quiebras o pérdidas se suceden por la competencia o la subida del combustible

12.02.2019 | 02:06

El modelo low cost revolucionó el mercado aeroportuario, lo hizo temblar e incluso llevó a muchas aerolíneas tradicionales a tratar de copiarlas para poder sobrevivir. Ofrecer billetes a 5 euros (o incluso menos) provoca que competir con ellas sea muchas veces un suicidio. Y de ahí que se convirtieran en reinas de multitud de aeropuertos. En Galicia, sin ir más lejos, más del 60% de los viajeros vuelan en "bajo coste". Pero 2018 no fue un buen año para la mayoría, que comienzan a sufrir turbulencias. Hasta diez de estas aerolíneas desaparecieron el año pasado por la dura competencia y la fuerte escalada de los precios del combustible. Entre ellas, la belga VLM, la danesa Primera Air o la chipriota Cobalt Air. Otras -no todas low cost - también echaron el cierre, como la alemana Azur Air, la lituana Small Planet Airlines o la suiza SkyWork. Antes, en 2017, también lo hicieron Monarch, Air Berlin o Alitalia.

La lista continúa engordando en 2019. Solo en lo que va de año dos low cost contaron sus últimos días. La alemana Germania, quebrada, y Joon, la filia que Air France anunció que cerraría. Las turbulencias son de tal calado que ni Ryanair se libra. En la última presentación de resultados reportó una pérdida de casi 20 millones de euros. Ese mismo día se anunció el cese del polémico Michael O'Leary como consejero delegado de la irlandesa. Era la primera vez que tenía pérdidas desde 2014.

Amenaza del Brexit

Buena parte de las aerolíneas europeas, entre ellas varias low cost españolas como Vueling e Iberia Express -también Iberia- están ahora ademas a expensas de si la Unión Europea las considera firmas radicadas en suelo comunitario una vez que se establezca el Brexit. En caso de que Reino Unido salga de la UE sin acuerdo, las aerolíneas deben tener un 51% de su capital controlado por países europeos para poder seguir operando

A nivel nacional, la crisis de las low cost también se ha dejado notar en dos de los principales polos turísticos: Canarias y Baleares. Norwegian no solo anunció la disminución de sus vuelos, sino también el cierre de sus bases. Ryanair, además, está recortando aviones en Gran Canaria y Lanzarote.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes