El alcalde, Abel Caballero, visitó ayer la escuela infantil Vila Laura, donde están matriculados trescientos niños de entre tres y seis años. Además de a la dirección del centro y a los responsables del ANPA, el regidor conoció de primera mano los proyectos de esta escuela, situada en la avenida de la Hispanidad, y las propuestas de mejora de las instalaciones. El Concello buscará formas para colaborar con el centro.