Una alargada franja de césped tras el muro de edificios de la rúa Teixugueiras ahora convertida en zona infantil. Un parque, además, diferente. Novedoso. En las últimas semanas esta parcela de 1.800 metros cuadrados ha cambiado su fisionomía para siempre. Aunque el área está todavía vallada, desde la calle se aprecia como este nuevo espacio infantil avanza a buen ritmo.

En el nuevo parque se distingue ya la pista deportiva, una zona de descanso con mesas y bancos, y un circuito ovalado de color azul. La cancha cerrada permitirá la práctica de fútbol sala, balonmano y baloncesto, mientras que las bicis serán las protagonistas de la "pumptrack". Este circuito es usado por los "riders" para mejorar sus destrezas al manillar: no se trata de realizar piruetas, sino de completar una vuelta por la estructura sin la necesidad de pedalear, simplemente impulsándose con la inercia del cuerpo al rodar sobre la pista ondulada.

En la zona de descanso se han habilitado bancos y mesas para juegos. En ellas se estamparán tableros de ajedrez, oca y parchís.

Por ahora el nuevo parque permanece cerrado al público, pero su buen aspecto ya ha elevado los ánimos de los vecinos de Navia, especialmente de los más pequeños, que aguardan con impaciencia su apertura.