Si bien será la auditoría puesta en marcha por la nueva organización de O Marisquiño, cuyo director ya trabajó desde sus inicios en el festival, la que determine la celebración de la edición número 19 este año, comienzan a darse los primeros pasos para fijar un emplazamiento. Según ha podido confirmar este periódico, la nueva dirección ya se ha puesto en contacto con la Autoridad Portuaria. Esta reunión podría acercar no solo la celebración del evento en la ciudad sino que seguiría en el mismo entorno que hasta ahora, ya que el Puerto siempre ha mostrado su disponibilidad a la cesión del espacio.

Con respecto a la zona afectada por el hundimiento, desde la Autoridad Portuaria explican que se está "esperando a que terminen las instrucciones periciales y la determinación de responsabilidades de cada parte" para actuar. Aseguran también que se está cumpliendo con el oficio de la jueza que pedía tenerlo "perimetrado y cerrado".