05 de febrero de 2019
05.02.2019

"Era para autoconsumo, fumamos todos menos el abuelo", dice un joven cazado con marihuana

Dos chicos detenidos en Príncipe con 20 plantas en macetas alegan en el juicio que son grandes consumidores y las robaron en un monte de Chapela

05.02.2019 | 01:15

"No pensábamos vender nada. Era para autoconsumo. En casa fumamos todos menos el abuelo: mi mujer, yo, mi suegra y mi cuñado", aseguró ayer el peruano Eric A.R.R., que compartía banquillo con un colega, Rubén P.F. tras ser cazados con veinte plantas de marihuana en macetas de madrugada por Príncipe en un carrito y varias bolsas. Y es que el peso de cannabis que arrojaron, 139,873 gramos excede de los 20 diarios que se consideran propios de autoconsumo.

Su compañero de banquillo, que confesó ser politoxicómanos, reiteró esta versión de que la marihuana era para compartir y no para vender. "Fumaba lo que podía, si tenía 50 euros, pues eso, sino 20" aseguró. Ambos acusados explicaron ante la magistrada que oyeron en el bar donde suelen encontrarse que un hombre tenía plantas de marihuana en un monte de Chapela: "Era de noche y fuimos a buscarlas. Las encontramos y las cogimos" , explicaron.

Ambos manifestaron que habían consumido drogas aquel día y que las plantas estaban en tiestos en medio de los árboles: "Solo eran plantas, no tenían cogollos, solo estaban las hojas y las raíces. Tendríamos que esperar dos o tres meses para poder consumir", aseveró Eric, que reconoció su situación irregular en España a la espera de este juicio pues está casado desde hace 8 años con una española.

Los policías que les detuvieron el 26 de enero de 2018, ya en la plaza de la Constitución tras perseguirlos por Príncipe, explicaron en la vista oral que les llamó la atención verlos cargados de madrugada con un baúl y varias bolsas de plástico, y que cuando se acercaron intentaron escapar: "Las plantas estaban en un carrito, no se veían, iban metidas en un baúl y varias bolsas de plástico". Ya entonces les manifestaron que se las habían robado en el monte a un conocido.

El fiscal, a tenor de la prueba pericial que arroja un peso neto de cannabis intervenido de 139,873 gramos, mantuvo su petición de 2 años de prisión para cada uno de los acusados y multa de 1.421 euros por un delito contra la salud en su modalidad de sustancias que no causan grave daño a la salud. En el caso del acusado peruano interesó la sustitución de la condena por la expulsión del territorio nacional y la prohibición de entrada en España durante 5 años.

Las defensas solicitaron la absolución de ambos al considerar que se trata de un caso de autoconsumo sin venta de drogas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes