La administración de lotería número 2 de Vigo, que lleva más de 28 años en López Mora, ha repartido por primera vez un premio de la lotería de Navidad. En este caso, ha vendido un décimo del tercer premio, agraciado con 50.000 euros.

"¡Por fin!" Así ha reaccionado Pablo Arias, el dueño de la administración. El décimo fue vendido por máquina y no se sabe quién puede ser el agraciado. "Seguramente sea alguien de fuera, son los que más piden decimos por la terminal", asegura Pablo Arias.

Se sumaba así a la lista de premios que salpicaban la ciudad de Vigo, desde la Florida a Urzaiz, el Alcampo de Coia, el estanco Vigo 73 y por supuesto la Porta do Sol que vendía un décimo del Gordo.