08 de diciembre de 2018
08.12.2018

El CGPJ avisa del exceso de casos del juzgado Mercantil de Vigo en relación con Pontevedra

-Aconseja distribuir de forma más "equitativa" los pleitos entre las tres salas de la provincia -La olívica registró en 2017 casi 750 litigios, frente a los 265 de cada una de las de la capital

08.12.2018 | 02:22

Un simple vistazo a las estadísticas evidencia el claro desequilibrio existente entre el volumen de actividad que soporta el juzgado de lo Mercantil de Vigo y el que corresponde a los dos que tienen su sede en Pontevedra. La única sala de la urbe olívica contabilizó en 2017 casi 750 asuntos, una cifra que casi duplica los módulos de trabajo recomendados. Y que además supera con creces la suma de los casos que entraron en el mismo período en los dos tribunales que están ubicados en la capital provincial: entre ambos registraron 532 litigios, lo que supone una media de 265 para cada uno. Esta desproporción no ha sido pasada por alto por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que acaba de adoptar un acuerdo aconsejando que la carga de trabajo mercantil que hay en la provincia pontevedresa se distribuya "de modo más equitativa" entre los tres juzgados especializados en la materia que funcionan en el territorio.

Lo que ha observado el Poder Judicial, concretamente su Servicio de Inspección, ya fue puesto de manifiesto en muchas ocasiones por los distintos colectivos judiciales vigueses. Y no solo en relación al juzgado de lo Mercantil, sino también con respecto a otros órganos, como por ejemplo las salas de la Audiencia Provincial, donde se produce similar circunstancia: en Vigo solo hay una sección civil y otra penal, frente a las dos de cada una de estas especialidades de Pontevedra.

La recomendación que da ahora el órgano de gobierno de los jueces se centra en el Mercantil. Esta sala viguesa se creó el 30 de diciembre de 2009, ya en plena crisis económica, por lo que desde el principio no le faltó trabajo, sobre todo por la sucesión de concursos de acreedores de empresas que entraron en quiebra durante esos años. Ahora la labor en materia concursal bajó considerablemente, pero la actividad es elevada por el incremento de otro tipo de casos. Las demandas de transporte aéreo y las que presentan entidades como la SGAE por infracción de derechos de autor forman parte por ejemplo del día a día de este tribunal, que tiene una plantilla de funcionarios menor a la de juzgados de otras materias.


Haz click para ampliar el gráfico

Acuerdo

El órgano de gobierno de los jueces acaba de poner sobre la mesa la sobrecarga de pleitos existente en la sala. Lo expone en un acuerdo que se abordó en su Comisión Permanente del pasado 22 de noviembre. Lo que se decidió en esa reunión del Poder Judicial fue "participar" al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) la procedencia de "valorar" la conveniencia de modificar las normas de reparto [de asuntos] entre los juzgados de lo Mercantil de Pontevedra, que son los dos situados en la capital y el de Vigo. Y ello con el fin de que "la carga de trabajo" existente en la provincia "se distribuya de modo más equitativo" entre estos tres órganos. El Alto Tribunal gallego ya llevó el asunto a una comisión celebrada esta misma semana.

Fuentes del CGPJ explicaban ayer que el motivo de esta resolución es que los inspectores han visto que el partido judicial de Vigo es el que tiene "mayor" volumen de trabajo en el territorio, por lo que se produce un "desequilibrio" al contar con un solo tribunal, frente a los dos de Pontevedra, donde la litigiosidad es menor. Un escenario que ha provocado, señalan, que "a lo largo de los años" la sala viguesa se haya visto "sobrecargada" de asuntos.

Los datos no dejan lugar a dudas sobre esta situación. La estadística de 2017 sobre el total de casos ingresados revela que el juzgado de Vigo registró 747, frente a los 532 que sumaron los dos de Pontevedra. Es decir, la urbe olívica, con un solo órgano, soporta el 58% de los pleitos, mientras que cada uno de los de Pontevedra asume el 21%.

Por tipo de procedimientos, el volumen de expedientes está equilibrado en relación a los concursos de acreedores, registrando Vigo el pasado año incluso una cifra ligeramente inferior -27 frente a los 33 y 34 de las otras dos salas-. Lo mismo ocurre con los incidentes concursales. Pero ese no es el escenario en el grueso de litigios ordinarios, ya que el tribunal olívico asumió 695 casos, mientras que cada uno de los de Pontevedra ingresó 200. Una diferencia abismal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores