07 de diciembre de 2018
07.12.2018
La ciudad refuerza su músculo asistencial para la tercera edad

El Concello de Vigo autoriza un geriátrico en Emilia Pardo Bazán con una inversión de 2,9 millones

La residencia dispondrá de 140 plazas y garaje con capacidad para 37 vehículos -La promotora derribará la estructura que ocupa la parcela ahora para levantar un bloque de ocho plantas -La superficie construida alcanzará los 6.100 m2

07.12.2018 | 01:51

Vigo sumará una nueva residencia para mayores. El Concello acaba de autorizar la construcción de un geriátrico en una parcela situada en el número 116 de la calle Emilia Pardo Bazán, un solar ocupado ahora por una pequeña estructura que la promotora del futuro complejo, Thor Private Equity Spain S.L, deberá derribar. La residencia dispondrá de 140 plazas -46 individuales y 47 dobles- y siete para enfermería, además de un garaje con capacidad para 37 vehículos. El presupuesto de ejecución alcanzará los 2,87 millones de euros, con los que la empresa plantea levantar una superficie construida de 6.084 metros cuadrados (m2).

El Concello dio luz verde a la licencia el miércoles. Antes de levantar el nuevo geriátrico, la promotora deberá sin embargo demoler una pequeña construcción de una sola planta y 240 m2. El solar escogido por Thor Private Equity Spain S.L. -sociedad con sede en Madrid- se sitúa a solo unos metros del colegio Lope de Vega y prácticamente enfrente del centro de día Os Avós, ubicado a la altura del nº 121, al otro lado de la calle.

La edificación se situará en suelo urbano, dentro de la delimitación del Plan Parcial Quirós y en una parcela de 1.440 m2. El proyecto presentado logró el visto bueno de los técnicos municipales a finales de noviembre. Para ejecutar el nuevo complejo, la firma deberá ceder un espacio de 32,6 m2 que da a Emilia Pardo Bazán que se emplearán para uso público como soportal.

La promotora presentó un primer proyecto en junio al que siguió otro reformado varios meses después, en octubre y noviembre. La construcción que plantea la firma consta de una planta soterrada que se destinará a garaje, un bajo y siete pisos para uso residencial en los que se distribuirán plazas individuales y dobles, que sumarán 140. En total serán ocho pisos -incluido el bajo- que alcanzarán una altura máxima de 24 metros.

La planta soterrada tendrá una superficie de 1.400 m2, la baja 582 y los diferentes pisos que se distribuyan entre el primero y el sexto alcanzarán los 3.532. La séptima será la menor, con una superficie que no llegará a 570 m2.

El nuevo geriátrico debería estar listo antes de mediados de 2022. Urbanismo precisa que el plazo de inicio de los trabajos no puede demorarse más de seis meses desde la concesión de la licencia de obra y que no deberán durar más de tres años. También precisa que los trabajos no se interrumpirán durante más de medio año. Aún en el caso de que la promotora apurase al máximo esos plazos otorgados por el organismo municipal, la futura residencia de mayores de la calle Emilia Pardo Bazán estaría finalizado hacia junio de 2022, dentro de un máximo de 42 meses. En el caso de que caducase la licencia, sería necesario solicitar otra.

El nuevo geriátrico Vigo, que se abrirá muy cerca del entronque de la avenida de Madrid con el tramo de A-55 que prosigue hacia Mos y Avenida de Antonio Palacios, se sumará a la oferta de residencias para mayores de la ciudad, que ha visto cómo a lo largo de los últimos años se instalaban diferentes locales. Hace apenas 12 meses, de hecho, abría sus puertas en Gran Vía una nueva residencia impulsada por el Grupo Ballesol. El complejo -que se inauguró de forma oficial a principios de marzo, en un acto con presencia de representantes de las instituciones local, provincial y autonómica- tiene capacidad para 117 plazas, de las que entonces tenía ocupadas ya cerca del 65%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores