06 de diciembre de 2018
06.12.2018

Un matrimonio de octogenarios salva su vida tras arder su casa

Un joven que daba el biberón a su hijo escuchó los gritos de auxilio, avisó al 112 y fue a ayudar -El hombre, de 86 años y con problemas de movilidad, fue rescatado

06.12.2018 | 06:32
El incendio causó cuantiosos daños en una vivienda de la calle Montecelo de Vigo. // Paula Fariña

Un matrimonio de octogenarios de Vigo salvó ayer su vida tras un aparatoso incendio en plena madrugada en su vivienda que calcinó dos estancias y causó cuantiosos daños en el resto de la casa por el intenso humo. La pareja, un hombre de 86 años con problemas de movilidad y su esposa de 82, fueron trasladados al Hospital Álvaro Cunqueiro por una leve intoxicación por humo. Los daños materiales fueron importantes, pero afortunadamente no hubo que lamentar víctimas. Para ello fue clave la reacción de un vecino, despierto a esas horas ya que estaba dando el biberón a su hijo pequeño. Tras escuchar los gritos de socorro, avisó a sus padres para bajar a ayudar y además alertó al 112, propiciando que pronto se desplegase allí el dispositivo de emergencia.

El aviso se recibió minutos antes de las cuatro de la madrugada y hasta el punto acudieron los bomberos del parque municipal de Teis, así como agentes de la Policía Nacional y Local y sanitarios del 061. El incendio se registró en una casa de varias plantas ubicada en el número 17 de la calle Montecelo. Se originó concretamente un una sala pequeña o despacho donde había numerosos libros. El hecho de que la estructura que separaba las plantas fuese de madera propició la rápida propagación del fuego y que éste adquiriese mucha temperatura, informaron los bomberos, que señalaron que las llamas calcinaron esa sala y la habitación ubicada justamente encima. Aunque no pudieron concretar las causas del incendio, no descartan que pudiese estar relacionado con el hecho de que la instalación eléctrica del inmueble es bastante antigua.

Un vecino que daba el biberón a su hijo escuchó los gritos pidiendo ayuda. Se da la circunstancia de que el matrimonio octogenario son sus caseros y este vecino sabía que el hombre tenía problemas para moverse debido a que le falta una pierna, por lo que necesita una prótesis. Según el relato ofrecido por este joven a la TVG, al ver lo que ocurría avisó al 112, despertó a sus progenitores y fue a ayudar. La anciana ya estaba en el exterior de la casa muy nerviosa y él le preguntó por su marido, añadiendo que el octogenario estaba "muy cerca de la casa" en una zona donde había "mucho humo". Añadió que él y su progenitor lo cogieron en el "colo" para rescatarlo y que a continuación ya llegaron de inmediato los policías. "Se encargaron de todo y nos mandaron para fuera, me dieron la enhorabuena y las gracias", cuenta.

Mantas térmicas

Mientras, la Policía Nacional en un comunicado de prensa donde concreta que la vivienda fue en "pocos momentos pasto de llamas y humo", afirma que fue un agente en prácticas, auxiliado por un compañero de dotación, quien entró hacia una de las estancias para sacar al anciano "en brazos", logrando llevarlo al exterior. Los efectivos taparon al matrimonio con mantas térmicas, ya que, dado que el incendio los sorprendió de madrugada, estaban en bata y ropa interior. Los servicios sanitarios que se trasladaron hasta el punto asistieron a la pareja, que a continuación fue evacuada al Álvaro Cunqueiro, donde estaba previsto que ya le dieran al alta a lo largo de la jornada de ayer.

La Policía Local concreta que habrían sufrido una intoxicación leve a causa del humo. Y agrega que dos hijas del matrimonio se trasladaron de inmediato hasta allí, haciéndose cargo una de ellas de la vivienda y acompañando la otra a sus padres al centro hospitalario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

VIGO 4 COSTADOS


Espíritu navideño

Diversas entidades y colectivos organizan durante estas fiestas actividades de animación y solidarias

Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores