27 de noviembre de 2018
27.11.2018
NAVIDAD 2018

La triple hélice navideña que impulsa a Vigo: consumo, empleo y proyección de marca

► Los comerciantes cifran una subida de las ventas de casi el 50% en el Black Friday y la tendencia se mantuvo el fin de semana ► Los negocios se refuerzan con decenas de trabajadores ► Caballero: "Con la gente que vino al encendido se ingresó tres veces su coste"

27.11.2018 | 02:37

La Navidad ya está presente en todos los rincones de Vigo, con la decoración funcionando a pleno rendimiento tras la gran inauguración del pasado sábado, que siguieron por streaming 40.000 personas de 36 países, otras decenas de miles por la retransmisición del canal autonómico y otros tantos por redes sociales, compartiendo imágenes y regalando likes. Calles atestadas de gente, muchas comprando en tiendas o consumiendo en cafeterías y bares. Para atender este pico de consumo se han creado decenas de nuevos empleos, sobre todo después de la campaña comercial del Black Friday, que muchos negocios alargaron incluso hasta el domingo.

Los comerciantes de la ciudad calculan un crecimiento de las ventas de hasta el 50% en el denominado Viernes Negro y el alcalde, Abel Caballero, se mostró eufórico: "El fin de semana del encendido del alumbrado se ingresó tres veces su coste".

El balance general, según los portavoces del comercio vigueses, "es muy positivo". Sobre todo en zonas como Príncipe o el Náutico, que contaron con más afluencia de gente que las demás áreas comerciales por su posición privilegiada en el centro urbano, muy próximas a las principales atracciones navideñas de este año.

"En este Black Friday se mantuvieron los resultados de 2017: subieron las ventas entre el 50 y el 60%. El sábado la gente no compró hasta la tarde, porque las luces se encendieron a las 21.00 y porque el tiempo no acompañó", explica el presidente de los comerciantes de Príncipe, Enrique Núñez. Esta zona comercial cuenta con un plan de empleo propio gracias al que se generaron 60 nuevos contratos temporales entre el pasado viernes y el domingo.

El presidente de los comerciantes de la Zona Náutico, Rubén Pérez, también está contento con el balance del pasado fin de semana. "Son mejores que los del año pasado", afirma.

"Hicimos una especie de Black Week, que comenzó con descuentos el miércoles que se alargaron hasta el domingo, lo que incrementó las ventas casi un 50%. También es cierto que hubo más afluencia de gente por el encendido del alumbrado que también consumió en el Náutico, porque una gran parte de los negocios son de hostelería", indica.

Empleo temporal

Sobre las contrataciones temporales para esta campaña especial y para Navidad, Pérez apunta que "hubo un refuerzo de la plantilla de entre el 30 y el 50% dependiendo de los negocios". La mayoría de estos nuevos puestos se mantendrán hasta enero.

Zonas como el Calvario también superaron los resultados de 2017, "sobre todo el viernes por la tarde", afirmó la presidenta de los comerciantes de la zona, Encarna Álvarez. "Se mejoraron las ventas, sobre todo porque ahora los negocios de la zona son menos escépticos a esta campaña comercial. "El viernes fue un día muy bueno y el sábado menos, casi como otro sábado cualquiera", dice , aunque renoc que el balance del fin de semana (el domingo no abrieron los comercios) "es bueno". Sin embargo, Álvarez quiere matizar el optimismo:"Las continuas campañas de ofertas que se hacen durante todo el año no lo son tanto, porque se necesita vender para pagar a los empleados".

Al igual que en O Calvario, en los negocios de As Travesas la celebración del Black Friday –y el arranque de la Navidad oficial a la vista de la ornamentación– se tradujo en firmar en un día "el 15% de las ventas totales del año", según el presidente de los comerciantes de la zona, Víctor Fernández. "Solo el viernes se incrementaron en un 40%, un dato similar al de la campaña pasada. No se contrataron trabajadores de refuerzo, probablemente alguno en el Centro Comercial de Gran Vía", indicó.

En Teis y el Casco Vello, según los responsables de las zonas comerciales, el nivel de venta fue bueno pero "el Black Friday no influyó tanto porque predominan las tiendas de barrio y alternativas y no hay grandes cadenas".

"El sábado había ambiente en Teis, con ofertas y rebajas especiales que se aprovecharon, pero la mayor parte de la gente estaba en el centro de la ciudad", reconoció el gerente de los comerciantes de la zona, Roberto Giráldez, quien mantiene que en campañas comerciales como la del viernes, "gran parte del mercado se centra en el online, una de las grandes amenazas del comercio de proximidad".
Por su parte, la presidenta de los comerciantes del Casco Vello, Itos Domínguez, dice que "el sábado fue bueno y se trabajó bien, lo que dio lugar a un incremento de ventas del 40%". "El sábado había mucha gente en la calle, y la que no se acercó ese día lo hizo el domingo", comentó.

{C}{C}

{C}{C}

"Ir y venir de gente"

Domínguez defiende la gran fiesta que desde hace cuatro años se forma en torno al alumbrado de las luces de la ciudad, ya que declaró que "gracias a eso Vigo es un ir y venir de gente durante todas las Navidades".

La satisfacción del gremio comercial se convierte en euforia en el caso de Abel Caballero, cuya intervención el pasado sábado en la inauguración de las luces navideñas se ha convertido en un fenómeno viral, trendic topic nacional.

"La luz atrae, está en nuestro ADN, es un espectáculo maravilloso", aseguró ayer sobre el alumbrado, lo que completó con algunos datos para hacer frente a diversas críticas que califican los 1,5 millones empleados en las luces de "gasto excesivo". "Escuché al representante de los hoteleros dando datos de ocupación en este último fin de semana y hay un número importante de gente que vino y se fue en el día. En un solo fin de semana Vigo ingresó tres veces el coste de las luces y nos quedan seis semanas más y el puente de la Constitución", animó.

La idea de la recupercusión económica que tiene sobre el tejido comercial y hotelero de la ciudad es clave para Caballero. "Es una inversión que produce enorme retorno económico que se va a multiplicar por muchísimo. Esta semana viene buen tiempo y al final mucha gente verá el alumbrado. Lanzamos la imagen de la ciudad al exterior y eso es de mayor importancia", concluye.

No solo el sector comercial y el del empleo notan la influencia de la Navidad viguesa, sino que también el del turismo está relacionado. Un dato llamativo es que desde empresas como la viguesa Anfitriona.es, dedicada a la gestión de pisos vacacionales (la mayoría en el Casco Vello), ya reciben consultas de sus clientes para ver la Navidad de la ciudad. "Mis huéspedes en estas fechas ya me preguntan por las luces de Vigo de las que tanto se habla", apuntó el portavoz de la empresa, Pablo Conde.

La única nota negativa fueron los vientos de 93 kilómetros hora de la pasada madrugada que tiraron adornos de la calle Elduayen, que ya han sido repuestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes