15 de noviembre de 2018
15.11.2018

El diabético, uno más a la mesa

Foanpas, Anedia y Arume preparan un protocolo para que las monitoras administren insulina a los niños en los comedores escolares

15.11.2018 | 04:08
Monitoras y personal de Anedia en el comedor del Canicouva. // R.G.

Acudir al comedor escolar no debería ser más problemático para un alumno con diabetes que para cualquier otro y en ello trabajan de forma conjunta la Federación Olívica de Asociaciones de Nais e Pais (Foanpas), la Asociación de Nenos e Nenas con Diabetes de Galicia (Anedia) y la empresa Arume que gestiona el servicio. El control estricto de lo que ingiere se resuelve con la medición de sus raciones por parte de las monitoras y siguiendo las instrucciones de los padres. Un avance que se dio hace tres años. Ahora trabajan en otro. Las tres entidades elaboran un protocolo para que estas trabajadores administren insulina a los menores que lo necesiten.

Las monitoras, hasta ahora, solo supervisan cómo los niños se inyectan la insulina. Pero hay algunos muy pequeños que no sabrían hacerlo ellos mismos. De ahí que busquen avanzar en este camino para que más familias con niños diabéticos puedan hacer uso de este servicio.

En los comedores gestionados por Foanpas solo hay niños con diabetes. En Anedia temen que pueda haber familias que aún no tienen confianza suficiente para enviar a sus hijos. En el Centro de Educación Infantil y Primaria Canicouva, donde comen dos alumnos diabéticos, ayer realizaron una iniciativa para normalizar esta situación. Como a ellos, a todos los compañeros les sirvieron las raciones pesadas. Luego, el control de que se lo han comido todo sí debe ser más exigente con los diabéticos. Y es que se planifican sus inyecciones de insulina en función de lo que comen.

Con la actriz Raquel Queizás, también madre de una niña con diabetes, los estudiantes conocieron esta enfermedad de una forma lúdica y divertida. En la obra, la detective Queizás debe resolver por qué se desmayó una niña. A través de "Un caso azul" -el color con el que se identifica la enfermedad, van descubriendo los síntomas y qué son las hipoglucemias y las hiperglucemias.

Cinco mil becas municipales

A las actividades en el colegio Canicouva también se sumó el alcalde de Vigo, Abel Caballero. El regidor aprovechó la ocasión para recordar que el Concello concede cinco mil bolsas de comedor escolar para alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria, con un presupuesto que se eleva a dos millones de euros.

Caballero resaltó que es la Administración local la que asume una competencia que, denuncia, le corresponde a la Xunta de Galicia, y puso el ejemplo de Andalucía, donde estas ayudas las otorga la comunidad autónoma.

Además de iniciativas en otros comedores de Foanpas, el Día de la Diabetes también se celebró en la ciudad con la iluminación de azul del MARCO y otros monumentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes