07 de noviembre de 2018
07.11.2018

De lesionado medular a triatleta de hierro

Víctor Tasende comparte con a 300 estudiantes vigueses su historia de superación

07.11.2018 | 02:13
Tasende, en el desierto. // FdV

Un golpe en la cabeza contra el fondo de una piscina dio un giro radical a la vida del coruñés Víctor Tasende cuando tenía 17 años. Le diagnosticaron tetraplejia y en ese primer momento "solo quería morir". Tras reconstruir de urgencia sus cervicales y recolocar la que pinzaba su médula, se abrió un abanico de posibilidades que iba de no moverse nunca a tener cierta autonomía. Había solo un 0,001% de que se produjera una recuperación casi total y ese fue su caso. Hoy, con 31 años, ha completado varios triatlones Ironman y ha cruzado desiertos en bicicleta con retos tan exigentes como el Titan Desert.

La recuperación le llevó 2 años. Con unos 6 primeros meses en la unidad de lesionados medulares, de celebraciones continuas por los rápidos logros. Y otro frustrante año y medio, durmiendo ya en casa, en el que atravesar la alfombra era una prueba tan dura como un Ironman. Prometió hacer el Camino si lo superaba y ya lleva 13. Para este joven que no hacía más ejercicio que el de clase de gimnasia -"y era el primero en sentarme"-, el deporte es hoy su filosofía, "vida y una necesidad". Literalmente. Porque mantiene a raya las secuelas -neuronales, con sensibilidad a cambios de temperatura, y físicas, con atrofias musculares--.

"La mayor desgracia de mi vida fue mi mejor regalo", destaca ahora, que ve su vida como "un privilegio". Comparte su experiencia para inspirar a otros y el jueves lo hará con 300 estudiantes de ESO de Vigo gracias a la Fundación Grupo SIFU, que sensibiliza sobre el colectivo de personas con discapacidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes