El Concello y la Diputación pusieron ayer la primera piedra de la obra de construcción del nuevo pabellón deportivo de Romil, el primero de una serie de instalaciones deportivas conveniadas entre ambas administraciones y que incluye además la ejecución de otro recinto en Quirós y la reforma integral de las dos pistas que aloja en su interior la grada de Río del estadio de Balaídos. El alcalde, Abel Caballero, y la presidenta provincial, Carmela Silva, dieron el pistoletazo de salida a unas obras que se prolongarán durante once meses y que el próximo otoño pondrán a disposición del alumnado del CEIP Doutor Fleming y de los vecinos de Camelias, Hispanidad y Pintor Colmeiro unas modernas instalaciones de 2.500 metros cuadrados. El proyecto reutiliza una edificación en ruinas que afeaba el entorno y por este motivo la primera fase de las obras se centrará en impermeabilizar la cubierta que será utilizada como plaza a la altura de Hispanidad, puesto que el inmueble salva el desnivel entre esta calle y Romil, por donde tendrá los accesos principales. El proyecto valorado en 2,1 millones de euros incluye la humanización de la acera más próxima al pabellón.

En el interior se habilitará una gran grada, zonas de paseo y aseos y pavimentos de madera y vinilos para la práctica de distintos deportes. El alcalde avanzó ayer que el de Romil es el primero de una tanda de nuevas instalaciones que continuará la próxima semana con el inicio de obra del nuevo pabellón de Quirós por otros 3 millones de euros. Adicionalmente, las dos entidades colaboran en la reforma de las dos pistas bajo la grada de Río por otros 1,1 millones, elevando la inversión total a 6,5 millones.