06 de octubre de 2018
06.10.2018

Foanpas propone acotar el mapa escolar a 3 zonas con conexión directa de transporte

Eliminaría del boceto de zonificación la denominada "área centro" para acercar los CEIP a los barrios más poblados - Sugiere habilitar colegios de Infantil o Primaria para impartir la ESO

06.10.2018 | 02:51

"Una adecuada zonificación y unas adscripciones de centros correctamente diseñadas permitirían una continuidad sin sobresaltos en la escolarización del alumnado entre las etapas de Educación Primaria y ESO". Esta es la pretensión que busca desde hace años Foanpas y que ahora argumenta en un documento que rebate el actual boceto de zonificación de Vigo de la Consellería de Educación.

¿Por dónde pasan sus reivindicaciones? Acotar las áreas a tres grandes zonas -en lugar de 4- que puedan "abarcar más escolares de la periferia acercándolos al centro", equilibrando las unidades de la Enseñanza Secundaria a las de Bachillerato, incluyendo si fuese necesario una adscripción en "segunda vuelta" y habilitando instalaciones desocupadas en los centros de Infantil y Primaria para impartir enseñanzas de ESO.

Estas pretensiones fueron plasmadas en un documento depositado ayer en las dependencias de la Delegación Territorial de la Xunta. "No esperamos contestación, nunca lo han hecho, pero por lo menos no pueden decir que no lo hemos entregado" , comentaba ayer Bertila Fernández, portavoz de Foanpas.

Sus propuestas giran en torno a una importante discrepancia con el boceto del mapa escolar que ideó el organismo autonómico. La Jefatura Territorial planeó romper con la decena de zonas escolares actuales, esta zonificación tiene más de 20 años, y aboga por cuatro grandes áreas -centro, norte, este y sur- que darán cabida a 1.553 aulas. Sin embargo la Federación Olívica de Nais e Pais va más allá y aboga por tres grandes zonas que pasan por eliminar la denominada "zona centro" incluyendo su territorio en las áreas restantes.

Argumentan esta pretensión en la posibilidad de acercar los CEIP públicos de la periferia (la mayoría de colegios de Infantil y Primaria del centro de Vigo son "concertados") a los residentes en el casco urbano a través de conexión directa de transporte.

"Queremos ofrecer a los padres la posibilidad de que sean ellos los que elijan a qué CEIP manden a sus hijos, en el centro la mayoría son concertados y las familias tienen derecho a poder enviarlos a uno publico con posibilidad de transporte", señala Regina Ibáñez, la coordinadora de Foanpas en materia de zonificación.

Señala que estas tres grandes zonas discurrirían abiertamente desde el mar al interior conectadas de forma directa por el servicio de transporte escolar. "Las zonas deben ser lo suficientemente amplias como para poder proporcionar servicio de transporte escolar a las familias que lo necesiten", añade el documento.

Detectan también un "desequilibrio" en las unidades destinadas a la ESO y Bachillerato. Concretamente alertan que se trata de una situación invertida: "Ofertan más plazas para estudiar Bachillerato que la ESO, cuando no todo el alumnado que termina en los institutos continúa con Bachillerato, ya que una parte importante elige FP u otros estudios", aseveran, recordando que solo la ESO es "obligatoria". Por ello no conciben que halla escolares que tengan que desplazarse varios kilómetros de sus centros de estudios cuando tienen un IES en su mismo barrio "ocupado con plazas para centros concertados".

Ante esta situación, contemplan la posibilidad de habilitar una "adscripción en segunda vuelta" para solventar los casos de exceso de alumnado en algún curso académico en los centros. Esto significa que en caso de que un año se produzca un exceso de matrícula y que el IES al que están adscritos varios colegios no pueda acoger a todo el alumnado -se supone que si el mapa escolar está bien elaborado esto no podría ocurrir y solo se deba a una causa puntual- exista otro instituto que pueda absorber este alumnado que se queda sin plaza.

El tercer punto que entra a analizar Foanpas se centra en el caso concreto de Navia, una de las zonas de mayor concentración de población joven. Comprenden que un "mayor equilibrio de ratios entre centros" evitaría que los menores tuvieran que desplazarse a Valladares. De igual modo, vuelven a reivindicar la necesidad de otro centro de Secundaria "para abastecer la demanda de escolarización, tanto la presente como la futura".

En caso de que esta demanda no se produzca, sugieren habilitar espacios desocupados en algunos centros de Infantil y Primaria (como por ejemplo el CEIP Virxe do Rocío) para imparte enseñanzas de la ESO.

Ratio de suspensos

En el documento presentado ante la Xunta también analizan las correspondientes líneas de Bachillerato que serían necesarias para respetar el derecho de permanencia en relación a las líneas de la ESO. En primer término, señalan que cerca de un 72% de los alumnos de 4º de ESO siguen sus estudios de Bachillerato en su propio instituto a la vez que hay que contar con que el 12% de estudiantes repiten 1º de Bachillerato.

De este modo, de dos líneas en la ESO con 60 alumnos promocionan 51, por lo que es necesario otras dos líneas de Bachillerato, en el caso de 4 líneas de la ESO con un máximo de 99 alumnos que pasan de curso necesitarían 3 líneas de Bachillerato mientras que los 124 estudiantes de las 5 líneas de la ESO precisan 4 líneas de Bachillerato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes