23 de septiembre de 2018
23.09.2018

Zona Franca comprará al Concello su edificio en el Areal para trasladar la sede de Bouzas

Dedicará sus instalaciones a empresas que demandan suelo en terreno franco -Caballero: "Ganamos todos, sobre todo la ciudad" -Regades: "Me comprometí a romper la barrera entre Vigo y Zona Franca y este es un primer paso"

23.09.2018 | 03:51
El concejal de Patrimonio, Javier Pardo, el alcalde, Abel Caballero, la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y el delegado de Zona Franca, David Regades, ayer delante de la puerta principal del edificio de Areal, sede del antiguo Rectorado. // José Lores

Zona Franca trasladará su sede de Bouzas al corazón de la ciudad con la adquisición al Concello de su edificio de la calle Areal, inmueble que durante más de veinte años ha acogido las dependencias del Rectorado de la Universidad de Vigo y que en la actualidad se dedica a servicios municipales. La decisión histórica, ya tomada, será realidad en unos meses, probablemente a principios de 2019, una vez que se tase el valor del edificio y se complete el proceso administrativo de una compra en la que, al estar involucradas dos administraciones públicas, se plasmará en una adjudicación directa. El alcalde Abel Caballero y el delegado de Zona Franca, David Regades, coinciden en calificar la operación de "importantísima", tanto por su carácter simbólico como por las ventajas que, a su juicio, obtienen las dos administraciones.

El edificio que dejaría Zona Franca a la iniciativa privada tiene más de 3.600 metros cuadrados que en estos momentos ocupan menos de 70 trabajadores, un espacio, en palabras del propio delegado, "infrautilizado". De hecho cuenta con un salón de aproximadamente mil metros cuadrados que "en el mejor de los casos lo utilizamos una vez al año, un verdadero dispendio". Por su parte, el inmueble del Areal ofrece 2.600 cuadrados repartidos en tres plantas, "más que suficiente para cubrir nuestras necesidades".

Aunque no está confirmado este extremo, es posible que en la venta finalmente se incluya también el edificio anexo que ocupa hoy la Diputación de Pontevedra. Son un bajo y seis plantas. De sumarse este segundo inmueble, Zona Franca se lo seguiría dejando a la institución provincial en régimen de alquiler. Hasta ahora la Diputación lo disfruta en calidad de cesión gratuita por parte del Concello.

El precio de la operación podría rondar los cinco millones de euros, aunque la cifra está sujeta a la tasación que debería encargar la Administración. Respecto al plazo, el delegado cree que la transferencia de titularidad se podría cerrar en meses. El objetivo es que a principios de año se pudiese iniciar el traslado. "Es una operación entre administraciones, lo cual es mucho más fácil, porque sería una adjudicación directa sin la convocatoria de un concurso público", añade.

Regades resume en dos las razones que le han llevado a la institución que dirige a comprar el edificio. La primera tiene que ver con la propia función que le da sentido a la existencia de Zona Franca: "Tenemos la obligación de facilitar suelo franco, libre de impuestos, a las empresas que nos lo vienen pidiendo de forma sistemática. El suelo en Bouzas está ocupado al cien por cien y esta es una forma magnífica de liberar ese espacio para ofrecérselo a los que de verdad lo necesitan. Porque nosotros podemos estar en cualquier otro sitio sin que ese cambio afecte lo más mínimo a nuestra operatividad y eficacia. Queremos optimizar el espacio, ser más eficientes y útiles a los agentes que atendemos", resume. Además, también desde el punto de vista económico, Regades recalca que "no estamos hablando de un gasto, sino de una inversión a todas luces productiva. Porque al abrir la actual sede de Bouzas a las empresas, evidentemente habrá un retorno económico para el Consorcio".

El segundo argumento se mueve en el terreno de lo simbólico. Regades lo resume así: "Desde el primer minuto al frente de Consorcio dejé muy claro mi compromiso de acercar Zona Franca a la ciudad, a los vigueses. Prometí romper las barreras que nos han separado durante demasiado tiempo y buscar la integración de la institución en el corazón de Vigo. Esta es una forma estupenda de hacerlo. Zona Franca ha vivido y operado hasta ahora detrás de una valla que nos separaba de Vigo, y nosotros pretendemos cambiar esa manera equivocada de entender el Consorcio, que venía actuando al margen de los vigueses".

"Operación perfecta"

La posición de Abel Caballero es de una coincidencia absoluta. El alcalde asegura que el traslado de Zona Franca al Areal responde a un deseo que él ha manifestado en repetidas ocasiones. "Siempre defendí que el Consorcio tenía la obligación de estar más presente en la ciudad, con una participación mucho más activa. Cuando se produzca la mudanza, Zona Franca se integrará absolutamente, se empapará de Vigo y eso tendrá efectos positivos extraordinarios: dejará de ser un ente abstracto y alejado de las demandas y los sentimientos de los vigueses. Esto demuestra que Zona Franca va en serio en el desarrollo de la economía, el negocio y su implicación en el progreso de la ciudad. Y va a seguir dando pasos de gigante, como en la recuperación de la ETEA o la ampliación del parque tecnológico de Valladares para dar cabida a IKEA", explica.

El regidor recuerda que en su momento ya le ofreció este mismo inmueble al rectorado para que reabriese su sede, pero que la Universidad, "por razones que considero legítimas", rechazó su propuesta. "Siempre vi este edificio como una sede institucional y ahora se cumple este deseo. La operación es perfecta", razona.

Además Caballero entiende, al igual que Regades, que ese espacio que ocupa la sede en Bouzas "le viene mucho mejor a quienes de verdad lo necesitan: las empresas". Pero, al mismo tiempo, para la parte municipal la operación es muy jugosa. "Vamos a ingresar unos cuantos millones de euros que los utilizaremos en beneficio de los vigueses. Se me ocurren múltiples usos. Uno de ellos, por ejemplo, es para la compra del Auditorio Mar de Vigo, el mejor de Galicia, que pasará a ser de titularidad municipal", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Pioneros en el confort de la ciudad olívica

Tras tres décadas al otro lado del mostrador, Valentín Bouzón tiene clara la clave de éxito en venta de sofás: "Es sencillo, escuchamos al cliente y le damos lo que pide"

Te invitamos a asistir al concierto de Dani Flaco este viernres, 15 de noviembre, en la sala La Fábrica de Chocolate en Vigo . Sorteamos 10 premios de 2 entradas.

FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes