El miércoles la asamblea local del BNG decidió por unanimidad que Xabier Pérez Igrexas encabezase su lista a las elecciones municipales. Su nombre -explica el propio candidato- fue el único que propuso el consello local tras varias semanas durante las que sonaron supuestos alcaldables, como Salustiano Mato, Ana Miranda o Serafín Otero, quien anunciaba hace días su decisión de no repetir al frente de la lista del BNG.

-¿Qué objetivo se marca como candidato del BNG en Vigo?

-El objetivo en las próximas elecciones municipales no es solo recuperar la representación institucional en el Concello, sino recuperar además una presencia que entendemos que tiene que ser determinante. La experiencia histórica nos dice que cuando el BNG fue decisivo, tanto en el gobierno como en la oposición, a la ciudad le fue mucho mejor.

-En 2015 el Bloque se quedó fuera del Concello. ¿Cómo recuperar a esos votantes?

-Hoy la situación en la que el BNG se enfrenta a las elecciones es muy diferente a la de hace cuatro años, por muchas razones. Tenemos un BNG fortalecido, unificado. Un BNG con nuevas ideas, nuevos equipos y un nuevo impulso. Luego está el enorme trabajo que ha desarrollado el Bloque durante estos cuatro años. A pesar de estar fuera de la corporación, el BNG no desapareció; siguió defendiendo los intereses de la ciudadanía, un enorme trabajo que lideró Serafín Otero con una entrega, compromiso y coherencia dignos de reconocimiento. Percibimos con claridad que hay una nueva onda de simpatizantes.

-En 2015 perdieron tres ediles, los mismos que ganó Marea.

-En Vigo el BNG compite contra sí mismo. Va a depender solo de nuestra capacidad de convencer haciéndolo como hemos hecho siempre: a pie de calle, al lado de la gente, en contacto directo con los movimientos sociales, explicando y discutiendo. Sobre todo vamos a estar absolutamente dispuestos a escuchar. Entendemos colectivamente que fue el mensaje que la ciudadanía nos envió hace cuatro años. Esa lección está aprendida.

-¿Qué proyecto de ciudad tiene el partido, cuáles serán sus líneas maestras en la campaña?

-Hoy en Vigo no hay apenas gestión, proyectos, líneas de actuación? Tenemos un gobierno con una mayoría tan absoluta como absolutamente inútil. Nosotros, a diferencia de otros, tenemos un proyecto. Hay que situar a las personas en el centro de las políticas, atender las necesidades reales. La primera preocupación de los vigueses es la situación social y laboral. Ahora hay una política social anémica. Vemos también la ausencia de políticas tan importantes como la cultural o deportiva, esenciales en su momento.