30 de agosto de 2018
30.08.2018

El proyecto vigués que revolucionó la investigación sobre hipertensión, reconocido a nivel internacional

El estudio, con más de 18.000 pacientes, muestra que los que toman la medicación por la noche reducen un 53% el riesgo cardiovascular

30.08.2018 | 01:46
De izq. a dcha., Juan Crespo, Félix Rubial, Belén Rubio y Ramón Hermida, con los investigadores y facultativos Alfonso Otero, Artemio Mojón, Ana Moyá, José R. Fernández y Elena Lorenzo. // Marta G. Brea

Los resultados del proyecto Hygia sobre el papel clave de la hipertensión nocturna suponen una "revolución" en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, y sociedades médicas de Europa, EE UU y Japón ya los tienen en cuenta en sus guías de prácticas clínicas. La red pionera liderada desde hace 10 años por investigadores de la Escuela de Telecomunicación y médicos del Sergas anunció ayer que la revista de mayor impacto internacional de cardiología, European Heart Journal, acaba de publicar un artículo sobre este estudio, cuyos responsables abogan por incluir la monitorización ambulatoria en las pruebas clínicas del sistema de salud.

Más de 18.000 pacientes gallegos catalogados como hipertensos portaron durante 24 horas dispositivos a modo de brazaletes que miden su presión cada 30 minutos mientras realizan sus actividades cotidianas, incluido el sueño nocturno. De esta forma, los investigadores descubrieron que el 48% de ellos estaban mal diagnosticados: el 23% de los que tomaban tratamiento no lo necesitaban y el 25% de los no medicados tenían un riesgo elevado. También demostraron que la ingesta de los fármacos antes de acostarse reduce en un 53% los accidentes vasculares de mayor prevalencia como infartos, ictus o insuficiencia cardiaca.

"El riesgo cardiovascular y cerebrovascular depende exclusivamente de que la presión durante el sueño esté o no elevada, independientemente de que la que tenga en consulta sea normal o alta. Y el proyecto corrobora que la monitorización ambulatoria es la forma más eficiente y a coste cero de reducir el riesgo. Nuestro planteamiento y lo más realista sería utilizar esta prueba con los cuatro grupos de mayor riesgo, en los que se concentraron el 92% de todos los accidentes vasculares en Hygia. Se trata de los pacientes mayores de 60 años, los que tienen diabetes o enfermedades renales y los que ya han sufrido algún evento", propone el catedrático de Bioingeniería y coordinador del proyecto, Ramón Hermida.

La relevancia alcanzada por el proyecto se puso ayer de manifiesto durante una rueda de prensa en el Hospital Álvaro Cunqueiro a la que también asistieron el otro coordinador del estudio, Juan Crespo, médico del Centro de Salud de Bembrive, la vicerrectora de Investigación, Belén Rubio, y el gerente de la EOXI de Vigo, Félix Rubial, quien destacó el "cambio de paradigma" que ha conllevado este proyecto "excepcional" tanto en España como en otros países.

El proyecto Hygia está integrado por casi 300 investigadores y médicos de la Universidad y de 42 centros de salud gallegos, la mayoría de las áreas de Vigo, Pontevedra y Ourense pero también de Lugo y Santiago. El artículo publicado en European Heart Journal incluye los resultados del estudio realizado con 18.078 pacientes, pero los facultativos consideran tan necesaria la monitorización que la red ya supera los 22.000 a día de hoy.

Y la intención de sus responsables es mantener en activo esta agrupación mixta entre el mundo académico y el sanitario una vez que se ha consolidado. "Nuestra propuesta es que se utilice la tecnología y la experiencia para que el Sergas, si lo considera oportuno, amplíe su uso y la incorpore a su línea asistencial. En toda la historia, solo se han realizado otros nueve estudios a nivel mundial sobre la monitorización ambulatoria y entre todos suman 13.000 pacientes que solo fueron evaluados una vez en 24 horas. Nosotros los controlamos durante dos días y hacemos un seguimiento a lo largo de los años. Y esto no se hubiese logrado si los médicos y el personal de enfermería de Primaria no estuviesen convencidos e implicados", agradeció Hermida.

"La monitorización ambulatoria será fundamental en los próximos años y lo idóneo sería que se convirtiese en una prueba diagnóstica. Los médicos de la red ya solo nos fijamos en la medición nocturna y utilizamos el término hipertensión verdadera. La ingesta de medicación por la noche también reduce el número de fármacos a tomar y además los posibles efectos adversos no son superiores a tomarlos por la mañana", apuntó Juan Crespo.

La mayoría de hipertensos y diabéticos de toda la Unión Europea son atendidos en los servicios de Atención Primaria. A través del proyecto Hygia, los investigadores de la Escuela de Telecomunicación han puesto a punto el software necesario para evaluar de forma estandarizada los resultados obtenidos durante la monitorización ambulatoria de la presión arterial y determinar si la persona es realmente hipertensa. Una vez que el médico envía los resultados vía telemática, apenas tarda unos segundos en disponer en la consulta del informe del paciente, que además pasa a forma parte de su historia clínica.

El proyecto suma numerosas publicaciones y reconocimientos a nivel internacional y, entre los más recientes, como recordó la vicerrectora de Investigación, están los premios de la Sociedad Española de Hipertensión en las categorías de productos farmacológicos y ensayos clínicos. Rubio confío en que la red Hygia sea "un ejemplo y estímulo" para mantener las colaboraciones entre el mundo académico y el sanitario para mejorar la "salud de la ciudadanía".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes