11 de agosto de 2018
11.08.2018
Una problemática en repunte

Una treintena de adolescentes cuentan con apoyo y control policial por malos tratos de sus parejas

Suponen el 10% de la protección que facilita la Policía Nacional a víctimas de violencia de género - "La vigilancia a menores no es tan exhaustiva al contar con apoyo familiar, son los padres quienes nos advierten", alerta la UFAM

11.08.2018 | 02:23
La Policía Nacional patrulla el entorno del Náutico, zona clave de reunión juvenil. // Marta G. Brea

Muchos de ellos no pueden ser donantes, tampoco votar y mucho menos conducir un turismo, pero a su corta edad tuvieron que acudir a Comisaría para interponer una denuncia o pedir información sobre los recursos en caso de malos tratos. La violencia de género no entiende de edades y afecta, cada vez con más frecuencia, a menores. Y es que una treintena de adolescentes cuentan con apoyo y control policial al ser víctimas de maltrato o acoso por parte de sus parejas. Los encargados de proporcionar esta protección y asesoramiento son los efectivos de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional.

Aunque la cifra pudiera parecer significante, solo representa el 10% de los cientos de casos que manejan. "No son habituales pero si hay un pequeño repunte", señala José Manuel Alonso Regueiro, inspector jefe de la unidad creada hace tan solo tres años tras el repunte del índice de violencia contra las mujeres. "La Policía tiene que evolucionar con la sociedad, y la sociedad requería esta evolución. La UFAM es una unidad integral que trabaja con dos vertientes: la protección y atención a las víctimas de violencia de género y de abusos sexuales, con el fin de facilitar una atención especializada. La coordinación y cooperación entre todas las instituciones es básica para lograr bajar estos índices", explica.

Todas las denuncias en esta materia pasan por sus manos. Si ya las víctimas de violencia de género son un colectivo vulnerable, en menores la situación todavía se agrava más. Por ello la implicación de los agentes es básica. "Necesitan saber que cuentan con respaldo policial pero no hay que olvidar que el menor se ubica en un entorno familiar, por lo tanto el acompañamiento que podamos realizar es diferente", apunta el inspector policial.

Los progenitores cumplen en estas situaciones un papel fundamental. "Normalmente no son indiferentes a estos episodios, es más, son los padres o madres los que nos cuentan la situación de angustia y acoso que están sufriendo por parte de sus novios o exnovios", añade Alonso Regueiro.

Ante la denuncia de una mujer adulta, el protocolo advierte del riesgo de la víctima a volver a padecer esta violencia por parte del supuesto agresor y se establece para ellas una vigilancia -presencial o telefónica- diaria. Ante menores, la situación cambia. "Es la propia familia la que ejerce ese nivel de protección. Se le podría llegar a poner una protección policial pero esa menor acosada por su pareja, que suele ser también menor o mayor de edad pero con poca diferencia, se va a su entorno familiar, va a estar cuidada, por lo tanto el control policial no es tan exhaustivo como el de una mujer mayor que tiene que rehacer su vida", aprecia.

Resalta Alonso Regueiro que los adolescentes no son ajenos a los malos tratos, ni físicos ni psicológicos, pero son especialmente frágiles ante el acoso por redes sociales. Por ello, desde el grupo de Participación Ciudadana se acude a centros escolares con el fin de concienciar sobre la violencia. "La víctima tiende a pensar que está sola, pero cuando nuestros compañeros van allí conocen nuevos casos, e inclusos sus amigas pueden tomar la decisión por ellas y hablar con sus madres", señala el agente, quien advierte: "No deben confiarse nunca, si su novio les promete amor eterno y en base a esa promesa les pide que faciliten imágenes o vídeos, que nunca lo hagan. Porque se convertirán en armas para acosarla; la amenazará, la humillará sabiendo que la va a poder manejar a su antojo".

Aunque estos ilícitos no suelen trascender del ámbito privado, el jefe de la UFAM destaca que en parejas más jóvenes, son muchas las situaciones de violencia que se producen en la calle. "En el caso de víctimas muy jóvenes el problema es que el control lo ven como algo normal, lo asumen. Equiparan el amor al control. Esta joven no discierne a dónde puede llegar los límites y que pueden terminar convirtiéndose en víctimas de violencia de género", aprecia Alonso, quien apremia la colaboración de la sociedad. "Información, formación y respeto son los pilares básicos para encauzar le problema. Policialmente podemos aportar parte de la solución, pero la otra parte depende de la sociedad. Debe implicarse y colaborar en este sentido", contempla el jefe de la UFAM.



José Manuel Alonso Regueiro - Inspector Jede UFAM

"Aportamos parte de la solución, pero el resto depende de la sociedad"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

CONTENIDO PATROCINADO

World of Discoveries, un museo interactivo y parque temático que recrea la odisea de los exploradores portugueses

 
 

 

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia



Enlaces recomendados: Premios Cine