20 de julio de 2018
20.07.2018

La Universidad lidera una red para prevenir en carreteras y vías férreas eventos extremos

Combina 'big data' y materiales inteligentes para mejorar la seguridad ante riesgos como incendios

20.07.2018 | 02:48
El equipo investigador del proyecto ´Safeway´, con el rector, Manuel Reigosa (cuarto por la izq.). // Duvi

La Universidad de Vigo lidera a otros 14 socios en un proyecto europeo que persigue mejorar la resistencia y seguridad de carreteras e infraestructuras ferroviarias ante situaciones extremas como incendios, inundaciones o corrimientos de tierra, desarrollando modelos que permitan predecirlos, adaptar los protocolos y mejorar la colaboración. Pero también, creando materiales inteligentes y autorreparables que, llegado el caso, "soportarán el problema".

El proyecto se llama Safeway y es el primero que lidera la Universidad en programa europeo Horizonte 2020. Cuenta con un presupuesto total de más de 4,5 millones de euros y una vigencia de 42 mese. En la red participan instituciones de Noruega, Reino Unido, Países Bajos, Portugal, Italia, Suiza y Estados Unidos.

Los coordinadores del proyecto, los investigadores de las Escuela de Ingeniería de Minas y Energía Belén Riveiro y Pedro Arias, explicado que para crear los modelos predictivos se cruzarán los datos obtenidos de la red satelital Sentinel, de la Agencia Europea Aeroespacial, y de sensores de fibra óptica capaces de detectar posibles deformaciones de estructuras o vibraciones inusuales. Safeway pretende procesar con algoritmos y en tiempo real todo ese torrente de información, para ponerlo a disposición de los organismos encargados de la toma de decisiones ante situaciones de emergencia. Los usuarios también pueden participar a través de redes o mediante vehículos con internet.

La aspiración de los socios del proyecto es mejorar la movilidad en un 20% al aportar a los usuarios información en tiempo real sobre congestiones u otras incidencias y recomendaciones sobre rutas alternativas, además de reducir el coste de mantenimiento de las infraestructuras.

Ahí es donde entrarán en juego los llamados materiales inteligentes, entre los que se cuentan los cementos poliméricos, resistentes a altas temperaturas (útiles en caso de incendio) o aceros con "memoria de forma" (con capacidad para volver a su estado original). Se harán pruebas de campo, entre 2021 y 2022, en España, Portugal, Reino Unido y Holanda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes