Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rey: "Cualquier niño puede identificarse con Tintín, es lo que lo hace único"

Pedro Rey posee una de las mayores colecciones del mundo sobre el personaje creado por Hergé

7

Auténtica devoción por Tintín en la Facultad de Filología

Desde 1930, millones de niños han crecido con un libro de Tintín bajo el brazo. Las aventuras del personaje creado por el autor belga Georges Remi (Hergé) han dado la vuelta al mundo y no son pocos los amantes que atesoran recuerdos en los cinco continentes. Uno de los principales coleccionistas -entre ellos se conocen como tintinólogos y tintinéfilos- es gallego y entre sus muchos logros sobresale el de tener al menos 116 ejemplares de Tintín en todos los idiomas o dialectos a los que ha sido traducido y editado. Algunos de ellos están exhibidos en la facultad de Filología y Traducción de la Universidad. Lo que comenzó hace casi cuatro décadas con un regalo de sus padres se ha convertido en una pasión que no conoce límites.

-¿Cómo y cuándo comenzó su devoción por Tintín?

-Mi amor por Tintín empieza cuando mis padres me regalaron el primer libro con seis años. Recuerdo que fue 'Tintín en el país del oro negro" y que me gustó muchísimo. A partir de ahí quise completar toda la colección y siempre pedía algún tomo en cumpleaños y Reyes Magos.

-No se conformó con hacer acopio de los tebeos.

-Cuando conseguí los ejemplares me quise adentrar en aspectos mucho más peculiares. Por ejemplo, tengo devoción por la filatelia relacionada con el personaje. Además, me apasionan las ediciones en otros dialectos.

-Usted tiene algún Tintín en 116 idiomas distintos. ¿Cuál fue el último que consiguió y cuál el más complicado de todos?

-El último fue en lengua malaya. La verdad es que es complicado conseguir algunas traducciones porque no todas se reeditan o comercializan. En gallego, por ejemplo, hay que hacerse con alguno de los originales de los años 80. El más complicado fue en alguerés, que es una variante del catalán que se habla en Alguer (Cerdeña). Tan solo se editaron 200 unidades y nunca se llegaron a poner a la venta porque se repartieron entre los vecinos del lugar. Fue verdaderamente difícil conseguir uno.

-¿Es caro reunir tanto material de Tintín?

-Es muy caro porque requiere una inversión enorme y aquí, en España, no hay tanta tradición como en otros países donde el poder adquisitivo es mayor. Yo he tenido suerte porque muchos amigos y conocidos me han ayudado a ampliar mi colección.

-¿Cómo es el universo que rodea al personaje?

-Enorme. Hay reputadísimos tintinófilos y tintinólogos como Álex de la Iglesia, Arturo Pérez Reverte, Elvira Lindo, Peter Jackson o Spielberg. La verdad es que hay mucha devoción por él.

-¿Qué es lo que más le apasiona de Tintín?

-Desde pequeño me gustaron mucho los cómics, aunque ninguno como los de Tintín. He leído muchos pero los suyos son los que más me gustan. Tintín encarna unos valores con los que todos nos sentimos representados. Cualquier niño de cualquier época se puede sentir identificado con el personaje, y eso es algo que lo hace único en el mundo.

-¿Qué le dicen sus familiares y amigos cuando ven la colección que tiene?

-Al principio me tacharon de loco, aunque ahora, con el paso del tiempo, entienden que es algo más que una simple afición. Mi pasión por Tintín y el material que he conseguido reunir me ha permitido viajar por todo el mundo para asistir a congresos y conferencias, algo inimaginable y que no todos tienen la suerte de disfrutar. En ese sentido están muy contentos.

-¿Cúal es su próximo objetivo para seguir ampliando la colección?

-Estoy pendiente de que aparezcan tres traducciones nuevas. Para mi fortuna, están dentro del ámbito nacional y por ello espero conseguirlas más pronto que tarde. Además, los encargados de llevarlas a cabo son conocidos míos y creo que no serán las ediciones más complicadas.

Compartir el artículo

stats