21 de noviembre de 2017
21.11.2017

Todas las gradas estarán protegidas con cubiertas que se adentrarán en el terreno de juego

21.11.2017 | 02:05

El proyecto de reforma del estadio de Balaídos contempla una mejora en las condiciones en las que los espectadores observan numerosos partidos a lo largo del año. Pese a que actualmente Vigo vive una sequía histórica, tradicionalmente la urbe está considerada como una de las más lluviosas del país. Esa característica también la sufren los espectadores que acuden al coliseo celeste cada dos semanas. Paraguas y chubasqueros acompañan a las bufandas como complementos imprescindibles de los hinchas. Hasta ahora. La demolición y posterior reconstrucción de las gradas de Gol y Marcador conlleva la instalación de una gran cubierta en cada uno de los fondos. Así, tras acercar ambas bancadas al terreno de juego, el techo de las mismas se adentrará alrededor de 16 metros en el campo, lo que equivale a las dimensiones del área grande que rodea a las porterías. Las gradas de Tribuna y Río también mejorarán sus prestaciones. Una vez acabados los fondos, su cubierta se extenderá hasta el césped. "No lloverá en ningún asiento, ni en los que están más pegados al campo", apuntó el alcalde Abel Caballero, quien explicó los motivos por los que este último trabajo no se ha llevado a cabo mientras se reformaban ambos graderíos. "Tiene un sistema de soportes laterales que no se puede anclar hasta que estén levantadas Gol y Marcador".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes