Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso Armada: "El periodismo debe volver a su esencia: contar hechos y separar los juicios de la información"

"Es triste pero los asesinatos de periodistas salen muy baratos, pocas veces se persiguen"

Alfonso Armada durante una visita reciente a Galicia. // Jesús Regal

Alfonso Armada durante una visita reciente a Galicia. // Jesús Regal

El periodismo no vive su mejor momento y los periodistas son atacados y asesinados por sus informaciones. Contra todo esto lucha la organización Reporteros Sin Fronteras, que desde este jueves tiene como presidente a un vigués. Alfonso Armada, que inició su andadura profesional en la redacción de FARO cuando todavía era estudiante, asume el cargo con ganas de luchar para que la independencia y la veracidad se impongan en una profesión que cada día es vista con más escepticismo por la sociedad. Para él, lo primero que debe hacer el periodismo nacional es "perseguir un respeto exquisito por la verdad".

-¿Cómo acoge este nombramiento?

-Es un tremendo honor coger el testigo de Malén Aznárez, que dejó escrito en una especie de testamento íntimo sus deseo de que yo fuera su sucesor. Además, Macu de la Cruz, presidenta en funciones hasta ahora, insistió mucho en que asumiera el cargo. Al final lo acepté con mucha satisfacción e inquietud por la importante responsabilidad que conlleva el puesto.

-¿Cuál es la salud de la libertad de prensa en España?

-Por suerte tenemos mayor libertad que en otros rincones del mundo. Es cierto que la crisis en Cataluña ha sido muy dañina y este mismo verano hicimos un informe alertando sobre la atmósfera irrespirable que había allí. Sin embargo, nuestra organización debe poner el foco en otros lugares antes que en nuestro propio país.

-¿Cómo se pueden denunciar estos casos para que de verdad se haga algo al respecto?

-Exigir a los gobiernos que se respete la libertad de prensa es algo sencillo. Pero no nos podemos quedar ahí. Hace unos meses asesinaron a una periodista en Malta que estaba investigando y parece que va a quedar impune. Es algo muy triste pero los asesinatos a periodistas salen muy baratos, muy pocas veces se persiguen. Debemos incidir y hacer fuerza porque no se produzcan más.

-¿En qué debe mejorar el periodismo en España?

-Fundamentalmente en el respeto exquisito por la verdad. Existe una epidemia de opinión y el periodismo debe regresar a su esencia: contar los hechos y separar los juicios de la información. A la verdad se debe llegar sin incluir noticias sesgadas y creo que esa es la mejor manera de ofrecer respeto al lector.

-¿Cuál es el nivel del periodismo español frente a otros como el anglosajón o el francés?

-Creo que lo más prudente es ir medio a medio y no generalizar. Cada periódico, radio o televisión tiene aspectos en los que distinguirse. Al final todos los países tienen prensa sensacionalista y prensa seria, aunque lo que más me gusta de la anglosajona es su obsesión por la verdad. Allí tienen departamentos de verificación de datos que deberíamos copiar en España.

-¿Qué proyectos tiene para los próximos años de la organización?

-Quiero aumentar el número de socios de Reporteros Sin Fronteras y estrechar lazos con Latinoamérica porque podemos aprender mucho de sus periodistas.

"Ha habido acoso y extorsión hacia periodistas por parte de la Generalitat"

  • -Usted mismo ha denunciado presiones durante la crisis en Cataluña. ¿Lo tienen difícil allí los periodistas de medios nacionales? -Sí ha habido acosos que hemos podido ver en televisión. No solo hacia los periodistas de medios nacionales, sino hacia aquellos que intentaban informar con objetividad del conflicto. Por parte de la Generalitat ha habido extorsión y acoso de la misma manera que ocurría en los viejos tiempos. -¿Cuál debería ser el papel de los medios públicos ante informaciones comprometedoras? -Deben ser exquisitos en la cobertura de la realidad y la actualidad. En la medida en la que se acercan a un determinado bando político incumplen esa labor. En las últimas semanas hemos visto como el propio comité de TVE ha censurado a la propia edición informativa por la falta de horas de información. En los casos de TV3 o Cataluña Radio, por ejemplo, hemos recibido críticas por ofrecer información muy sesgada. -Durante el conflicto catalán se han empleado términos como presos políticos, fascistas, dictadura... ¿Se ha pervertido el lenguaje? -Absolutamente. Uno de los principales problemas que tenemos en el periodismo es que la manipulación salvaje del lenguaje deforma la realidad. Todo empezó el día del pseudo referéndum, cuando se vendió que había cientos de heridos y muchos medios lo publicaron sin confirmación alguna. A partir de ahí se han ido empleando una serie de términos que el periodista debe evitar. Su utilización solo pretende engañar al lector.

Compartir el artículo

stats