Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La millonaria red de viajeros del aeropuerto de Oporto

Subvenciones y campañas de captación de pasajeros le permiten doblar usuarios en 10 años

Vista del aeropuerto de Sá Carneiro // Marta G. Brea

Vista del aeropuerto de Sá Carneiro // Marta G. Brea

El aeropuerto de Oporto continúa volando de forma imparable y haciéndose cada vez más dueño y señor de la eurorregión Galicia-Norte de Portugal. En 2007 movía menos de 4 millones de viajeros anuales -en 2002, solo 2,5- y captaba apenas al 45% de las personas que aterrizaban y despegaban del Noroeste peninsular. Peinador, Lavacolla y Alvedro sumaban muchas más. Concretamente, 736.000. Pero la agresiva política de marketing de la dirección de Sá Carneiro, las millonarias ayudas a las aerolíneas y los potentes esfuerzos inversores a nivel turístico del Gobierno luso han logrado algo casi inimaginable hace una década: romper la barrera de los 10 millones de viajeros anuales por primera vez en su historia -cifra que acaba de rebasar- y ser la terminal de referencia para siete de cada diez personas que salen o llegan en avión a la Eurorregión.

En esos mismos años el sistema aeroportuario gallego sufrió una montaña rusa de altibajos que lo ha llevado a arrastrar a solo 3,5 millones de viajeros en 2013. Casualmente fue el ejercicio en que Peinador tocó fondo (678.720 usuarios) tras ser la única terminal sin ayuda alguna a aerolíneas. Pero ya entonces acumulaba años en clara minoría de subvenciones respecto a Lavacolla, Alvedro y Sá Carneiro. Y precisamente esta falta de apuesta por potenciar la terminal olívica unido a la política centralizadora en Lavacolla de los últimos Gobiernos autonómicos contribuyó todavía más a la caída de la demanda en Galicia y a la "fuga" de cientos de miles de gallegos del área de Vigo, pero también de la provincia de Ourense, hacia Sá Carneiro. De hecho, y según las estimaciones de la dirección de la terminal portuense -gestionada ahora por el grupo privado Vinci- más de 1 millón de sus usuarios serían de la comunidad autónoma.

Aunque a día de hoy el aeropuerto de Peinador apenas capta a un 7% de las personas que llegan y salen de la Eurorregión, hace una década, cuando marcó su registro histórico de 1,4 millones de viajeros anuales, tenía más del doble: 16%. Lavacolla representaba entonces el 23% (ahora es el 17%) y Alvedro, el 14% (ahora, el 7%). La crisis económica y las mayores ayudas a aerolíneas en Santiago y Oporto rompieron la senda ascendente de la terminal olívica, que volaba ya hacia los 2 millones de viajeros.

Haz click para ampliar el gráfico

Además, la política centralizadora en Compostela se demostró fallida. El sistema aeroportuario gallego contabiliza a día de hoy el mismo número de pasajeros que en 2007: 4,7 millones. Sá Carneiro, por el contrario, los ha multiplicado por más de dos. De hecho, al final de este ejercicio los 10 millones que acaba de rebasar por primera vez se quedarán cortos. Y es que la previsión de la dirección del aeropuerto es que el ejercicio se cierre muy cerca de los 11.

Las diferencias actuales entre Sá Carneiro y las otras tres terminales gallegas saltan a la vista, particularmente en la campaña aeronáutica de invierno (noviembre-marzo). Mientras que desde Oporto hay una oferta de más de 80 destinos directos, la mayoría en aerolíneas de bajo coste entre las que sobresale Ryanair, en Peinador apenas hay cuatro (Madrid, Barcelona, Bilbao y Lisboa); en Lavacolla, 20; y en Alvedro, 6.

La receta de Sá Carneiro fue sencilla: apoyo económico a las líneas aéreas, un potente esfuerzo en materia de turismo en Oporto y echar sus redes en el área de Vigo (la mayor poblada de Galicia) aprovechando la falta de apoyos igualitarios en la terminal olívica. Un claro ejemplo es el convenio que alcanzó con la empresa de autobuses Autna, que a día de hoy tiene cinco autocares directos desde la estación de autobuses olívica a Sá Carneiro. Paradójicamente, de la terminal de autocares olívica no hay ni siquiera servicio directo a Peinador.

Ryanair lo convierte en su tercer aeródromo de conexión en Europa

  • Ryanair revolucionó el sistema aeronáutico europeo y multitud de aeropuertos, entre ellos el de Oporto, pero también el de Santiago y, últimamente, el de Vigo. Sin embargo su apuesta por la terminal portuense es muy superior en proporción a los millonarios incentivos de los que se beneficia en Sá Carneiro. Actualmente mueve en torno al 40% de sus más de 10 millones anuales. Y probablemente aumentará su peso en los próximos ejercicios. Y es que la low cost irlandesa lo acaba de convertir en su tercer aeropuerto con vuelos en conexión tras Roma y Milán. Según informó ayer, a partir del 3 de enero será posible hacer escala en Sá Carneiro con un billete único y sin facturar dos veces maletas a varios destinos en viajes desde Barcelona, Bolonia, Bruselas, Dortmund, Dusseldorf, Faro, Karlsruhe, Lisboa, Milán y Memmingen.

Compartir el artículo

stats