Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Rigoletto" deja sin butacas el Teatro Afundación en el broche de oro del Otoño Lírico de Amigos de la Ópera

Estará protagonizado por el vigués Luis Cansino y la ucraniana Olena Sloia - El director del festival de teatro de Almagro firma la escena

A la dcha., los directores Ignacio García y Diego García. Sobre el escenario, los solistas de "Rigoletto". // FdV

La Asociación de Amigos de la Ópera llenará las casi mil butacas del Teatro Afundación para el plato fuerte y clausura de su Otoño Lírico, la puesta en escena de la ópera "Rigoletto", de Giuseppe Verdi, el próximo 5 de noviembre. Ayer, quedaban apenas una decena de entradas por vender para poder colgar el cartel de completo.

Basada en la obra del francés Victor Hugo "El rey se divierte", esta ópera de Verdi es un intenso drama protagonizado por el bufón, Rigoletto -que será interpretado por el barítono vigués Luis Cansino-, obsesionado con la protección de su hija, Gilda -a laque dará vida la mezzo-soprano ucraniana Olena Sloia-. La oculta de su jefe, el duque de Mantua -el tenor mejicano Fabián Lara- y del resto de la corte corrupta. Pero ella ha sido seducida por el odioso noble -que habla de la "voluble" naturaleza de las mujeres en la famosa aria "La donna e mobile"- y Rigoletto prepara con el sicario Sparafucile -el bajo colombiano Cristian Díaz- un asesinato que acaba mal.

Un "cuarteto protagonista de cuatro nacionalidades diferentes", destaca el director de escena, el reconocido Ignacio García, para alabar el "esfuerzo" realizado por Amigos de la Ópera en este elenco "de primer nivel". Añade que "lo mundial se combina con lo local", con la presencia gallega en la Dirección musical -con Diego García- y con seis de los solistas. Las voces se completarán con el Coro Rías Baixas y la música la pondrá la Orquesta Sinfónica Vigo 430.

Recién elegido para dirigir el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, no es la primera vez que el madrileño Ignacio García pone su sello a la escena de una ópera representada en Vigo. De hecho, hace 16 años, el por aquel entonces Teatro García Barbón fue el escenario de su debut. Sí es su estreno con "Rigoletto", una ópera que "soñaba" hacer desde hace años y que se sabe de memoria desde los 12. "Esta obra es una de las razones por las que me dedico a esta profesión", enfatiza, por eso liberó tiempo de su apretada agenda para venir a Vigo.

La describe como "uno de los Verdis más oscuros" porque "indaga en las regiones más oscuras del alma". Cuenta que el compositor la escribió "en un momento en el que él está muy golpeado en lo personal y en lo colectivo, por cómo es la sociedad en la que vive". "Es un humanista descomunal que es capaz de traducir su visión del hombre en música", subraya.

La versión de esta famosa ópera que el domingo se verá en el escenario vigués es "muy fiel a Verdi y a su planteamiento humanista", señala el director de escena. Se diferencia de otras producciones en cuanto a que se centra en la "pesadilla" que vive el bufón y su reflexión por el sentimiento de culpa como padre que acaba provocando la destrucción de su hija con una sobreprotección que la agobia.

Cuenta que han "bebido mucho" de la idea de maldición, que Verdi quiso llevar al título en un primer momento. Pero la producción también refleja la "truculenta y despiadada" corte de Mantua, sobre todo, con las mujeres, a las que viola, secuestra y asesina. "Un entorno de tremenda corrupción" donde los paralelismos con la sociedad actual no son difíciles de encontrar. "La diferencia entre la historia y el teatro es que la historia nos cuenta lo que sucedió una vez y el teatro lo que sucede siempre", cita García a Aristóteles.

Compartir el artículo

stats