01 de noviembre de 2017
01.11.2017
Luz verde a una infraestructura clave que transformará Urzáiz

Acuerdo total entre Adif, Xunta y Concello para iniciar la intermodal y el túnel de acceso en 2018

El objetivo es aprobar el proyecto del subterráneo antes de que acabe el año - El gestor ferroviario asume el 62% del coste, el gobierno local el 22% e Infraestructuras un 16%, además de ejecutar la terminal anexa de autobuses

01.11.2017 | 04:55
De la Serna, Bravo, Vázquez, Caballero, Caride y otros representantes estatales, ayer, en Madrid. // FdV

Luz verde de las tres administraciones a la construcción de la nueva estación intermodal de Urzáiz y los accesos que canalizarán el tráfico a través de un túnel directo a la Autopista del Atlántico. La reunión al más alto nivel celebrada ayer por la tarde en Madrid concluyó en apenas una hora con un "acuerdo total" para aprobar el proyecto de construcción del nuevo túnel de Lepanto antes de que finalice este año e iniciar en 2018 la construcción del Centro Vialia diseñado por Thom Mayne y el viaducto que pondrá punto y final a los vestigios del antiguo scalextric. La Xunta también se comprometió a "acelerar" su parte del trabajo para licitar la construcción de la terminal de autobuses anexa en cuanto se encaje técnicamente la nueva propuesta de accesos realizada por el Concello. El último plazo facilitado para sacar a concurso la obra fue el primer trimestre del próximo año.

"Es un momento fundamental en la ciudad. Hay luz verde a todo el convenio para la estación de Thom Mayne", destacó el alcalde de Vigo, Abel Caballero, tras finalizar un encuentro al que acudieron el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Juan Bravo, y la conselleira de Infraestructuras de la Xunta, Ethel Vázquez. El reparto de los costes de financiación se resolvieron en una reunión técnica celebrada el pasado 20 de junio, pero faltaba por cerrar el acuerdo político. Cada administración se compromete a consignar fondos en sus presupuestos desde 2018 a 2020, año en que todo el complejo debería estar operativo.

El gobierno local presentó en marzo una nueva propuesta de accesos para evitar el paso de autobuses por el casco urbano y congestiones en las inmediaciones de Urzáiz por los nuevos flujos que va a generar la intermodalidad en la zona y el centro comercial que construirá Immochan sobre el cajón ferroviario con un presupuesto de 83 millones de euros. El máximo responsable de Adif visitó días después Vigo y dejó claro que el planteamiento le parecía "una buena solución para todas las partes" cuya financiación se cierra siete meses después con un presupuesto de 10,7 millones de euros. El gestor ferroviario asumirá un 62%, el Concello de Vigo un 22% y el Ejecutivo gallego, el 16% restante.


Haz click para ampliar el gráfico

Este es el reparto de costes refrendado ayer en Madrid por todas las partes y que se traduce en un desembolso de 6,7 millones por parte de Fomento a los que se sumarán 2,4 millones del ayuntamiento y los 1,7 que proporcionará la Xunta de Galicia. La conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, tildó la reunión de "totalmente productiva" y a la salida celebraba que se hubieran cerrado "los flecos pendientes". Confía en que se pueda firmar el convenio "a principios del próximo año" y reafirma su compromiso de iniciar la obra de la estación de autobuses a lo largo de 2018 porque ya está incorporada a los presupuestos. Explican eso sí desde Santiago que es necesario que Adif entregue el proyecto de trazada de los accesos para que la Xunta pueda cerrar el proyecto constructivo de su terminal y licitarla a principios de año por 12,3 millones de euros. "Hay voluntad por todas las partes de acelerar los plazos", apuntaron desde Infraestructuras ayer por la tarde.

El convenio no es sencillo porque la obra de los accesos afecta a tres administraciones y un operador privado y se divide en cinco piezas que se licitarán y ejecutarán de forma independiente, pese a que el proyecto constructivo que fijará el calendario y la secuenciación corresponde al gestor ferroviario y será único. El primer tramo de túnel -110 metros- desde Lepanto hasta la futura estación de buses lo ejecutará el Concello y costará 2,6 millones de euros. La conexión de la terminal de la Xunta con la AP-9 supondrá otros 3,7 millones que ejecutará la Xunta. El tercer proyecto de enlace entre la AP-9 y Vialia lo hará Adif íntegramente por 2,6 millones y de la demolición del paso elevado de Alfonso XIII se encargará el Concello. La quinta sección de la obra correspondiente a instalaciones y balizamientos será responsabilidad de las tres administraciones. Pese a que cada una se encarga de ejecutar un tramo, en la financiación están implicadas todas en distintos porcentajes hasta completar los 10,7 millones de los nuevos accesos.

La intención de las instituciones públicas es "acompasar" sus trabajos con la construcción del Centro Vialia que corresponde a Immochan y que tiene un plazo de ejecución de 24 meses. El proyecto conjunto de las estaciones del AVE y de autobuses superó a principios de octubre el estudio ambiental simplificado y se tramitará por la ley exprés urbanística para proyectos de excepcional interés público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes