Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rafael Tapias: "El Náutico tiene que ser una empresa"

El presidente confía en firmar en enero el convenio de la quita de la deuda

Rafael Tapias, presidente del Real Club Náutico. // FDV

Rafael Tapias, presidente del Real Club Náutico. // FDV

Rafael Tapias encabeza la única lista presentada para dirigir el Real Club Náutico durante los próximos cuatro años. Durante una semana, a la espera de que se puedan producir impugaciones, será presidente virtual.

- ¿Qué le ha llevado a asumir este reto tan complejo?

-Es un acto de responsabilidad y de coherencia porque llevamos un año trabajando muy duro en el concurso de acreedores. Será una directiva de continuidad porque todo el mundo ha entendido que tenemos que remar juntos. Aún así, puse como condición el hablar primero con expresidentes y directivos de otras tendencias para explicarles nuestro planteamiento. Dejé claro desde el principio que no iba a pelear por el puesto. Hemos dejado atrás las malas vibraciones en las asambleas, la controversia... ahora estamos a gusto.

- Toma las riendas del club en pleno proceso concursal, con una deuda de 6,5 millones de euros.

-La negociación no está firmada pero sí acordada. Hay acuerdos muy importantes para llegar a un convenio bueno para todo el mundo que dé viabilidad al proyecto. Precisamente hoy (por ayer) me ha llegado el informe definitivo del administrador concursal. Ahora se abre el plazo para impugnar. Confiamos en que salga adelante la mejor opción para nosotros que es la quita del 70 por ciento y a diez años, pero necesitamos el acuerdo de dos tercios de los acreedores. Hay otra posibilidad que es una quita del 50 por ciento a cinco años.

- ¿Qué supondría conseguir una quita del 70 por ciento?

-Sería conseguir la viabilidad del club, se despejaría al cien por cien su futuro porque daría lugar a una disminución muy importante de la deuda y unos condicionantes de plazo asequibles.

- ¿Cuándo espera que pueda firmarse?

-Nos hubiese gustado que fuese este mismo año pero como nosotros mismos vamos a tener que impugnar dos créditos se retrasará todo hasta enero.

- ¿Cómo ve el futuro del Náutico dentro de diez años?

-Hacer previsiones de futuro es complicado porque hay que dar un cambio radical a la mentalidad de los clubes, que hasta ahora vivían de los socios, todos. Se hacía un presupuesto y si no llegaba se subía la cuota y se trabajaba muy poco, a mi parecer, en tratar de sacar rentabilidad de otra manera. Yo personalmente creo que el Náutico es el club que más futuro tiene porque tiene más actividades y más posibilidades de sacar rentabilidad. Hace 8 años el club ingresaba en cuotas más del doble que ahora, pasamos de 2,5 a 1,2 millones pero las cuotas en nuestro caso no llegan al 40 por ciento de los ingresos, no vivimos de eso. Si un club depende en un 80 por ciento de los socios está muerto y nosotros entendemos que esto tiene que funcionar como una empresa.

- ¿Qué posibilidades hay?

-Tenemos una hostelería que puede ser muy potente, por ejemplo. Hemos invertido y posiblemente llevemos meses dando de comer por debajo del coste, perdiendo dinero pero hoy por hoy estamos llenando y tenemos eventos en el local social prácticamente para todo el año. A partir del año que viene intentaremos sacar beneficios pero como en todos los negocios primero hay que sembrar y luego cosechar.

- Otros ingresos proceden de los amarres.

-Falta todavía una fase del puerto deportivo, en la dársena central. Barajamos varias posibilidades porque terminar el proyecto supone una inversión de un millón de euros y por ahora no es posible. Estamos llegando a la saturación y si se produce podríamos invertir para doce barcos más, que sería más asequible.

- La situación concursal les priva de subvenciones, ¿están hablando con las instituciones para cuando se solucione?

-A ese respecto también estamos peleando porque creemos que legalmente tampoco debe ser así. Tenemos 1.600 niños en las escuelas y ni un euro de subvención, mientras que, por ejemplo, el Celta, tiene 200 y recibe del Concello y la Diputación medio millón de euros. La negociación con las instituciones es muy importante y tenemos que mentalizar a todos, también a los socios, de que esto no es un club cualquiera, es la esencia de la ciudad.

- ¿Habrá regata Rías Bajas?

-Será en tres semanas pero incluso nos planteamos no celebrarla porque cuesta un montón de dinero. Pero es emblemática y hay que mantenerla, aunque sea gastando de nuestro bolsillo.

- ¿Tienen nuevos objetivos a corto plazo?

-En dos semanas cerraremos el salón porque vamos a barnizarlo e invertiremos 20.000 euros. Hay que mejorarlo para sacar un mejor rendimiento como se hizo con las instalaciones y el personal de Los Abetos. También invertiremos en maquinaria para renovar el gimnasio. Hay que actualizar esto porque si no la gente no viene y hasta ahora no se ha hecho porque nunca había dinero para nada. Ahora tampoco pero hay que hacerlo para tener ingresos.

Compartir el artículo

stats