DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto confía en que Europa se pronuncie a final de verano para resolver el atasco del PIF

-López Veiga y empresas frigoríficas apuestan por aliarse para frenar el desvío de tráficos -Vigo y Marín envían su propuesta de cambios en el protocolo de control documental

Instalaciones del Puesto de Inspección Fronterizo en el muelle de Guixar. // FdV

Instalaciones del Puesto de Inspección Fronterizo en el muelle de Guixar. // FdV

La Autoridad Portuaria de Vigo y las empresas frigoríficas acercan posturas y acuerdan hacer frente común ante instituciones europeas y nacionales para buscar soluciones al desvío de tráficos hacia los muelles de Marín o Leixões. El presidente portuario quiso tranquilizar al sector haciéndolos partícipe de la doble ofensiva que se sigue en Europa y ante el Ministerio de Sanidad para resolver el atasco en el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) que ha puesto en riesgo la competitividad de la terminal olívica y ha mermado sus tráficos. Enrique López Veiga confía en que los inspectores comunitarios que en junio analizaron el funcionamiento del despacho de mercancías en Vigo emitan un dictamen "hacia finales de verano". "Si no responden ahora, lo normal es que lo hagan a la vuelta de las vacaciones", trasladó al término de la reunión celebrada ayer con los empresarios.

El Puerto espera que esta resolución esclarezca si es el personal del PIF de Vigo o el de Leixões el que interpreta correctamente la legislación sobre el despacho de mercancías. López Veiga sostiene que es el puerto luso el que actúa de forma "correcta" y que todas las exigencias por encima de esa forma de proceder son las que están ocasionando la pérdida de tráficos.

"A los productos de China aquí se les exige un doble requerimiento que en Portugal no tienen que presentar y esa es una de las cosas que entendemos que se deben corregir", puntualiza el presidente portuario, que confirma el envío el pasado martes de una propuesta conjunta de los Puertos de Vigo y Marín al Gobierno central con los cambios necesarios en el protocolo de control documental de los PIF presentado por el Ministerio de Sanidad el pasado 16 de mayo.

Estos cambios se plantearon a la espera de contar con unas directrices claras por parte de la Comisión Europea que despejen cómo debe ser el funcionamiento del control aduanero en todos los puertos. "De no producirse un pronunciamiento claro de Europa, recurriremos a los tribunales europeos de justicia", ratificó ayer López Veiga, consciente de la repercusión que los retrasos en el despacho de contenedores están teniendo para la terminal olívica debido al sobrecoste que afrontar las empresas que mueven mercancías por Vigo al ver paralizados sus productos durante días.

El responsable portuario citó ayer a los titulares de concesiones destinadas a instalaciones frigoríficas para informarles "del estado actual de las gestiones" y de la reunión la semana pasada en Bruselas con responsables de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, a los que se reclamó "el cumplimiento equitativo de las normas en los puertos europeos". La terminal olívica envió un triple requerimiento a las áreas de pesca, competencia y seguridad para asegurar un control documental idéntico de las importaciones de productos de origen animal de países no comunitarios, homogeneizar las normas, elaborar un expediente sobre la posible distorsión de la competencia en materia de importación, determinar responsabilidades públicas de los Estados miembros de la UE y apuntar medidas concretas para garantizar la libre competencia y la aplicación homogénea de la normativa comunitaria.

Vigo entiende que el Ministerio de Sanidad "ha tomado cartas en el asunto" pero la situación en el PIF no se ha solucionado, por lo que instó a "seguir trabajando conjuntamente con los operadores económicos para recuperar la confianza de las navieras y devolver al Puerto de Vigo al lugar que se merece". Tono más positivo y evitando la confrontación por parte de la Autoridad Portuaria que fue bien acogido por los empresarios de Vigo. Estos coincidieron en la necesidad de "trabajar coordinadamente" para "ganar competitividad". Las empresas esgrimen intereses económicos para trasladar su actividad a otros puertos con menos trabas burocráticas y tarifas más baratas y defienden un trabajo "en común" con el Puerto de Vigo para resolver los problemas actuales de la terminal olívica y remontar los tráficos.

Compartir el artículo

stats