Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Científicos, educadores y expertos en redes divulgan el daño de los plásticos marinos

El Campus del Mar lidera un proyecto nacional que elaborará material para profesores de varios niveles, así como contenidos dirigidos a toda la sociedad que se difundirán a través de internet

Voluntarias recogen plásticos y otros desechos en la isla Sur de Cíes el pasado verano. // Campus do Mar

Voluntarias recogen plásticos y otros desechos en la isla Sur de Cíes el pasado verano. // Campus do Mar

La ciencia aspira a ser viral para concienciar a escolares y ciudadanos sobre los efectos de los plásticos en el océano. El Campus del Mar ha formado un equipo multidisciplinar en el que científicos especializados en contaminación de la Universidad y el IEO se alían con expertos de las facultades de Educación y Comunicación Social de Pontevedra para elaborar unidades educativas, infografías, ilustraciones y gifs animados dentro de un proyecto financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Cultura (Fecyt). "Oceans of plastics", que supone la primera iniciativa conjunta entre la agrupación marina de I+D y el Campus Crea del Lérez, obtuvo la novena mejor valoración entre las 75 propuestas elegidas y dispondrá de 15.150 euros para cumplir sus objetivos.

"Los efectos de los plásticos y los microplásticos en los ecosistemas marinos constituyen a día de hoy uno de los temas en plena efervescencia dentro de la comunidad científica internacional. En el proyecto trabajan cuatro equipos de áreas muy diferentes que van a generar sinergias y que constituyen la garantía de que los resultados se van a conseguir. El objetivo es traducir los conocimientos que generan los grupos gallegos que investigan en este ámbito a un lenguaje comprensible por todos para elaborar recursos educativos y gráficos que consigan una difusión a gran alcance y un alto impacto en la sociedad", explica el coordinador global, Jorge de los Bueis.

Todo el material creado se distribuirá a través de plataformas abiertas y redes sociales para llegar a los "colectivos de interés": los profesores de diferentes niveles educativos para que los utilicen en el aula, padres y ciudadanos en general.

Los contenidos estarán vinculados a ocho temáticas, entre otras, origen y tipos de plásticos y microplásticos, su impacto en el medio marino, los contaminantes químicos y tóxicos adheridos a sus partículas y buenas prácticas como el reciclaje o el uso de materiales alternativos.

"A veces el conocimiento que generamos los investigadores se queda solo en las publicaciones científicas o los congresos, pero se trata de llegar a todo el público y de brindar a los educadores herramientas para trabajar con los alumnos y concienciar sobre esta problemática global. Y es muy buena idea que la Universidad utilice sus recursos propios y una fuerzas", destaca Virginia Vidal, integrante del grupo Ecotox, que actualmente lidera el proyecto europeo Ephemare sobre los efectos de los plásticos marinos, y coordinadora del equipo científico, del que también forma parte Jesús Gago, experto del Centro Oceanográfico de Vigo y responsable de iniciativas de ámbito nacional en este ámbito.

"Nosotros nos encargaremos de definir los contenidos que nos parecen más relevantes para darles difusión y los expertos del ámbito educativo transferirán nuestros conocimientos a un lenguaje más coloquial sin perder rigor", añade Vidal.

Los responsables de esta adaptación son un grupo de profesores de Ciencias de la Educación liderados por María Álvarez Lires, con amplia experiencia y varios premios en el ámbito de la divulgación y la innovación en la enseñanza.

Y Alberto Dafonte, del departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad, aplicará sus conocimientos sobre la difusión y viralización de contenidos para dar a conocer el material elaborado. El proyecto también contará con ilustradores y diseñadores gráficos externos que "en la medida de lo posible" serán exalumnos de la institución.

"Nuestro cometido va de principio a fin. Este proyecto es muy circular y todos participamos desde el principio para que los contenidos educativos y los dirigidos a la sociedad en general sean comprensibles y tengan un formato atractivo", destaca Dafonte sobre la dinámica de trabajo.

La producción mundial de plásticos ya supera los 300 millones de toneladas al año y el objetivo último de "Oceans of plastics" es sensibilizar a la sociedad sobre el impacto que generan en los ecosistemas marinos e impulsar cambios en el estilo de vida. "Estamos seguros de que si a la gente le explicamos la problemática y le planteamos otras formas de actuar las van a aceptar", plantea Virginia Vidal.

"Hoy en día existe un abuso de los plásticos que tiene un impacto real y palpable en nuestra vida diaria. El pescado que llega a nuestra mesa puede estar afectado y merece la pena preocuparse por reducir el uso de estos materiales y apostar por las buenas prácticas", añade Dafonte.

"La financiación del proyecto es de un año pero los resultados obtenidos quedarán ahí al servicio de la sociedad y la comunidad educativa y seguirán teniendo un impacto", subraya Jorge de los Bueis.

La iniciativa marca además una senda de colaboración entre las diferentes especializaciones de la Universidad, cuyo primer germen, el proyecto Baliza, unió a la Facultad de Bellas Artes con el Campus del Mar.

Una iniciativa pionera para "viralizar" la ciencia

  • Además de aunar a científicos, educadores y comunicadores desde el minuto uno -la primera reunión tuvo lugar hace apenas 2 semanas-, el proyecto destaca por su carácter innovador al apostar por formatos de plena actualidad en internet y las redes sociales como gráficos, gifs animados, ilustraciones e infografías. Hasta ahora todos estos elementos han estado ligados a campañas publicitarias y comerciales, pero la iniciativa "Oceans of plastics" los utilizará de forma novedosa para divulgar contenidos científicos a la sociedad. "Se trata de reducir el contenido científico a una unidad mínima comprensible y, una vez captado el interés, esa persona puede seguir profundizando en el problema ambiental de los plásticos marinos. No hay una receta establecida, pero sí sabemos qué cosas se pueden hacer para que un contenido sea compartido y acabe siendo viral", expone el profesor Alberto Dafonte. Y a la hora de actuar en el ámbito educativo, los miembros del proyecto elaborarán unidades didácticas que estarán a disposición de todos los centros españoles en repositorios de libre acceso. "Tendremos un contacto directo con nuestro entorno, pero el material podrá ser utilizado por profesores de cualquier colegio del país", añade. Además, al tratarse de un fenómeno global que afecta por igual a todos los países, los contenidos también resultarán útiles en el resto de la comunidad internacional de habla hispana.

Compartir el artículo

stats