01 de marzo de 2017
01.03.2017
Hito en la recuperación de un espacio público

Porta do Sol peatonal | Los comerciantes celebran el proyecto para Porta do Sol: "Será un punto dinamizador importantísimo"

Los negocios de Príncipe y el Casco Vello respaldan que se libere de tráfico rodado el entorno - Creen que aumentará la actividad de los establecimientos -Los vecinos ven "interesante" la peatonalización y solicitan "me didas complementarias" que garanticen el aparcamiento

01.03.2017 | 02:21
Recreación de Porta do Sol tras la reforma que la convertiría en una plaza peatonal.

Comerciantes y vecinos del entorno de Porta do Sol saludan el plan del Concello de reconvertirlo en la gran plaza urbana de la que Vigo carece ahora. Gusta la idea de peatonalizar el espacio, para lo que se canalizará el tráfico a través de un túnel de hasta 210 metros entre Policarpo Sanz y Elduayen. Y gusta, todavía más, la perspectiva de que Porta do Sol se convierta en un espacio diáfano, amplio, pensado para el disfrute de los vecinos y que afiance su papel de "punto de encuentro" de la ciudad -al amparo del Sireno se celebran desde actos religiosos, como La Borriquilla; a otros festivos, del estilo de la quema del Meco; y reivindicativos, como la concentración en defensa de Peinador o el Partido Judicial de Vigo-.

"Queremos que la ciudad sea para los ciudadanos, queremos lugares de encuentro, queremos plazas en la ciudad y queremos que la ciudad sea cada vez más amable y más humanizada", señalaba ayer el alcalde de Vigo, Abel Caballero, sobre la iniciativa en Porta do Sol.

Peatonalización de Porta do Sol: el antes y después

Comerciantes y vecinos del Casco Vello piden, eso sí, que el proyecto de la futura plaza tenga en cuenta las necesidades del barrio, en especial la elevada demanda de aparcamiento. Una de las características del túnel entre Policarpo Sanz y Elduayen es que aprovechará parte del parking de Porta do Sol, que perderá por ese motivo algo más de un centenar de plazas y se quedará en 140. Para paliar esa merma, desde la Asociación de Veciños do Casco Vello se urgen soluciones alternativas.

"Estamos encantados con la idea. La iniciativa va a aumentar el valor de la zona y sus inmuebles y también su atractivo", explica el gerente de Centro Príncipe, Enrique Núñez, quien recuerda que la idea de peatonalizar Porta do Sol llevaba tiempo sobre la mesa sin que, hasta ahora, llegase a impulsarse. "El futuro pasa por eso, por las ciudades pensadas para vivirlas". En su opinión, Porta do Sol es ya un referente en la ciudad, pero reconvertirla en una plaza libre de tráfico rodado la consolidará como "un punto de encuentro y un dinamizador importantísimo". "Es una vieja demanda, no solo de los comerciantes, sino de la ciudad", comenta. Precisamente por eso, confía en que el proyecto refuerce aún más el atractivo de la zona comercial.

GALERÍA | Así será la nueva plaza sin coches.

El gerente de Centro Príncipe propone también que la plaza sea "diáfana", sin obstáculos, para que los peatones puedan pasear libremente por ella. Una propuesta similar lanza Itos Domínguez, presidenta de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Vigo Vello. Ella confía también en que la futura plazoleta dinamice todavía más un barrio que goza, ya de por sí, de una intensa afluencia. Al igual que a Núñez, el plan del Concello le parece "una maravilla": "Es fenomenal que Vigo tenga un referente en el centro para sus eventos porque ahora mismo se colapsa fácilmente", señala Domínguez: "Es bueno para todos".

A la hora de redactar el proyecto definitivo, la presidenta de Vigo Vello cree que se deberían tener en cuenta dos factores: el transporte público y la carencia de aparcamiento en el barrio histórico. Por eso pide que se estudie bien dónde se instalarán las paradas de Vitrasa y también que se dé una solución a la falta de espacios donde estacionar coches. "El tema del aparcamiento es importantísimo", recalca.

Convencida del acierto de la peatonalización, Domínguez plantea incluso que no se limite a Elduayen y se lleve hasta el Paseo de Alfonso. El proyecto que tiene sobre la mesa el Concello contempla un túnel para el tráfico con una boca de entrada y salida en Policarpo Sanz, a la altura de Príncipe; y otras dos de entrada y salida en Elduayen, donde los accesos para los dos sentidos de la circulación estará separados entre sí una distancia de cerca de 90 metros. La obra, que marcará un hito en la recuperación del Casco Vello, al conectar su zona alta y baja costará 8,63 millones y -según el calendario que maneja el Ayuntamiento- estará lista en 2019.

Plano del túnel de Porta do Sol 

Haz clic para ampliar el gráfico

En la necesidad de aparcamiento pone el acento también el presidente de la Asociación Veciñal do Casco Vello, Fernando Moreiras, quien reconoce en cualquier caso que el proyecto para Porta do Sol es "interesante" e insiste en que "estamos a favor de las peatonalizaciones". "Lo que decimos en este caso es que redundará en un problema que tenemos: la falta de aparcamiento", comenta Moreiras. Por esa razón pide que el proyecto vaya acompañado de "medidas complementarias" que solucionen la falta de espacio para que los vecinos puedan estacionar.

Los residentes del Casco Vello tienen de hecho ya algunas propuestas, como habilitar plazas en la Panificadora -en superficie o subterráneo- o el Barrio do Cura o incluso que los vecinos puedan usar en horario no laboral una parte del parking de Praza do Rei. "Hay falta de aparcamiento y el problema se agrava a medida que vive más gente en la zona", comenta. Sobre el parking de Porta do Sol, lamenta que su capacidad se reduzca y que tal vez no esté disponible hasta mediados de 2019, una vez finalicen las obras de la nueva plaza y el subterráneo. "En parte nos alegramos, porque peatonalizar Porta do Sol está muy bien, pero el túnel restará capacidad", zanja.

Desde Centro Príncipe, Núñez explica que sería partidario de que las 140 plazas que queden en el parking de Porta do Sol se destinen a los residentes del Casco Vello. En el entorno de Príncipe -recuerda- ya existen otros garajes, como el de Policarpo Sanz, Colón, Urzáiz o El Dorado, que prestan servicio a los clientes de la zona.

El presidente de la Asociación de Hoteles (Ahosvi), Jaime Pereira, considera que el proyecto brinda "una oportunidad" a Vigo para reflexionar sobre su modelo de ciudad. También cree que una gran plaza peatonal en Porta do Sol, similar a las que ya tienen otras urbes europeas, como Madrid, Barcelona o París, se sumará a la oferta de espacios con la que Vigo puede venderse en el exterior. "Está en sintonía con las ciudades modernas", comenta. Su homólogo en la Federación de Empresarios de la Hostelería de la provincia (Feprohos), César Sánchez-Ballesteros, aplaude la iniciativa y apunta el peso crucial que tendrá en el casco urbano. "Será un nuevo punto de encuentro, un enlace clave para el Casco Vello y además una zona muy interesante de ocio y vida", reflexiona el también presidente de la asociación provincial de hoteleros (Asehospo). Aunque en su opinión la futura plaza tendrá más incidencia en la vida diaria de Vigo que en su turismo, resalta el atractivo del proyecto: "Está muy bien".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes