El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, expuso ayer que tras conocer los resultados -todavía provisionales- de 2016 el Puerto de Vigo ha obtenido un beneficio de 1.058.914,32 euros que le ha permitido "salir con fuerza de los números rojos" en los que se encontraba tras cerrar 2015 con 1.107.417 euros en negativo. El año anterior, 2015, la cifra fue positiva pero más modesta, de 155.158 euros.

Tras la celebración del consejo de administración, López Veiga admitió que los datos fueron "sorprendentes" y atribuyó "buena parte" de los datos positivos al incremento de ingresos por las tasas de ocupación. También al incremento de la cifra de negocios, la subida de la facturación por la recogida de residuos y almacenaje, el descenso de los gastos de personal, suministros, servicios profesionales y gastos de gestión corriente.

Estos resultados aportan "músculo financiero" que puede ser determinante para conseguir financiación adicional para nuevos proyectos. "A ver si nos olvidamos de los números rojos para siempre", dijo tras aseverar que este 2017 también puede ser positivo con Porto Cultura o el Tinglado y la reforma de los Soportales. A este respecto, recordó que la estabilidad es un paso fundamental para aumentar la competitividad y recuperar así las mercancías que se han perdido.

Pese a todo, el presidente portuario admitió que el descenso del tráfico total de un 4,02% y la mercancía general en un 3,09% "no es una buena noticia" pero que, comparado con las previsiones de una caída del 40 por ciento que se auguraba tras la marcha de Maersk finalmente han sido "menos graves".

Entre los datos positivos está la pesca fresca del 7,07%, de los vehículos del 3,16% y de la maquinaria de un 1,6 por ciento. También creció el granito elaborado un 4,45 por ciento y mercancías como el vino, bebidas, alcoholes y derivados, un 43,92 %. Este último dato, por la línea oceánica que Hapag Lloyd opera desde mayo con una frecuencia semanal.

"Todo lo que suba por encima del 3 por ciento ya es importante", destacó López Veiga, que destacó como datos negativos la caída del granito en bruto del 30,75 por ciento vinculado a la marcha de Maersk a Marín. También el cemento en un 19,69 o la pesca congelada en un 6,45%. Pese a disminuir en 40.000 toneladas, la pesca congelada sigue siendo la primera mercancía en cuanto a volumen. López Veiga aseveró que además de la mala temporada de pota tiene la "certeza absoluta" de que hubo tráficos -como el gambón de Argentina- desviados a Leixoes.

Por otra parte, los tráficos relacionados con la Autopista del Mar, remarcó López Veiga, sí han experimentado un crecimiento, sobre todo en las piezas de automóviles (52,04%). "Se está consolidando", dijo el presidente, que remarcó que extender la autopista hasta Tánger será otro de sus "principales empeños".

Haz click para ampliar el gráfico