05 de enero de 2017
05.01.2017

Los médicos de emergencias ven "previsibles" los picos y piden planes de contingencia

05.01.2017 | 02:20

La Sociedad de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) Galicia considera que la actividad de los servicios de urgencias es "conocida y previsible" y pide a las direcciones de los complejos gallegos "planes de contingencia" para hacer frente a sus picos.

En el comunicado emitido por su presidente, Manuel J. Vázquez, se refiere principalmente a las largas esperas de los pacientes para ingresar y que, según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, no deberían superar las cuatro horas. Asegura que se incumple "de forma sistemática", utilizando las urgencias como un "almacén" y obligándolas a dedicar a estos enfermos espacios "que tienen otro fin". Sostiene que revela el "fracaso" del hospital y es "un insulto a la dignidad" del paciente.

Durante este pico, en el Álvaro Cunqueiro este problema no se ha vivido demasiado. Los profesionales reconocen que el "drenaje" a hospitalización a funcionado mejor. No tanto la agilidad en la atención por parte de otras especialidades como Radiología, según cuenta el vicepresidente, Ángel Pichel, médico de urgencias en el Cunqueiro, que considera "clave la concienciación de otras especialidades". Defiende, además, que estos picos asistenciales tras festivos claves son "previsibles", por lo que pide planes de contingencia con refuerzos de la plantilla del servicio.

SEMES aboga por una "intensa campaña de concienciación" de la sociedad para que entienda que "el uso inadecuado de los servicios de urgencias perjudica a los más frágiles y críticos".

La coalición de sindicatos médicos CESM-Omega denuncia que es la "sobresaturación" de los médicos de familia y de los pediatras de Primaria, la falta de sustitutos y la "nefasta organización en la cobertura de las ausencias" la que está obligando a los usuarios a acudir a las urgencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca