Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parque Camilo José Cela se reformará para eliminar barreras y potenciar juegos

El Concello invertirá 2,3 millones en la obra y el ascensor de Torrecedeira a Pi y Margall ► Resuelve la cuesta con un mirador y elimina las pérgolas ► Habrá un novedoso juego infantil de 20 metros de longitud

El gobierno local se comprometió en el anterior mandato a resolver los problemas del Parque Camilo José Cela y tiene ya sobre la mesa el proyecto de reforma que acometerá con cargo a los presupuestos de 2017. La mejora de las comunicaciones entre Torrecedeira y Pi y Margall con un nuevo ascensor con vistas hacia la Ría se completará con la renovación integral de una de las mayores zonas verdes del casco urbano cuyo cambio más relevante es la supresión de las barreras visuales y arquitectónicas que hacen que ahora mismo este enclave se encuentre infrautilizado.

El objetivo prioritario de las Concejalías de Fomento y Parques y Jardines es convertir el parque en "una zona permeable" para los vecinos que ascienden desde Beiramar hacia O Castro o realizan el recorrido inverso y para ello plantean suprimir las barandillas y el muro de piedra actual que limita la entrada desde Pi y Margall a dos senderos laterales. Esta distribución se sustituirá por un acceso progresivo en forma de grada que permitirá una visión completa del recinto desde arriba y despejará los puntos muertos que ahora generan cierta sensación de inseguridad por las noches.

"Queremos aprovechar el desnivel que caracteriza al parque de una forma completamente nueva y el graderío es una solución perfecta para esta zona", explican fuentes municipales, que confirman como otro de los elementos más destacados de la reforma del parque Camilo José Cela el desmontaje de las dos inmensas pérgolas de piedra que ocupan la única explanada amplia que hay en la parte alta del recinto, que se caracteriza precisamente por el fuerte desnivel entre sus dos entradas.

El Concello de Vigo prevé invertir casi 2,5 millones de euros en la remodelación completa de la zona al sumar a los 1,2 millones que rondará la licitación del ascensor otros 1,1 millones de la renovación de todo el entorno. La supresión del actual muro de acceso, la construcción del graderío, la mejora de 245 metros cuadrados de zonas verdes y los cambios en el camino interior rondarán los 900.000 euros y a esta cantidad hay que sumarle alrededor de 200.000 euros de la novedosa instalación infantil que se ha elegido para transformar por completo los usos de la zona y cuyo diseño se encargó a un arquitecto de la ciudad.

En la nueva plaza de 963 m2 que dejarán libre las pérgolas la Concejalía de Fomento colocará una instalación infantil denominada "Play Scape" de 20 metros de largo y con una altura máxima de nueve construido mediante cuerdas para que los niños puedan escalar. Se colocarán además unos columpios en los extremos para que pueda ser usado por más personas a la vez. Se quiere ofrecer una alternativa de ocio a los chavales de los colegios de la zona ya que hasta ahora solo existe un parque para los más pequeños en la parte baja, pegado a Torrecedeira.

Esta zona infantil y la cancha renovada hace un año con un mural de Ash se mantienen como están y la actuación de 2017 se concentra en la parte alta del parque. El gran cambio será la sustitución de la entrada actual a través de un sendero empedrado y sinuoso por el graderío con vistas a la Ría que convertirá la zona superior del parque en un gran mirador. Lo que no se tocará es el arbolado de gran porte ya que muchos ejemplares están protegidos y desde el Concello entienden que es además "uno de los grandes atractivos de este enclave". Solo se contemplan cambios en la vegetación más pequeña. Alguna se sustituirá y en otras zonas se plantarán más árboles, arbustos y zonas de césped que es ahora una de las grandes carencias del recinto, cuyo suelo es de piedra y también las rampas y senderos para cruzarlo.

Vigo Vertical

Una vez eliminadas las barreras de acceso que existen desde Pi y Margall, el proyecto de reforma plantea "un recorrido adaptado que conecte visual y físicamente la calle al parque". La inversión conjunta de la reforma y el ascensor es una de las más importantes previstas por el gobierno vigués en el próximo ejercicio. "Es un nuevo cambio histórico de Vigo hacia la modernidad", valora el alcalde, Abel Caballero, quien seguirá apostando por el proyecto "Vigo Vertical" con ascensores y rampas por entender "que es un transporte más eficiente y que ahorra".

El diseño para transformar Cela y convertirlo en un referente de ocio en la zona llega dos años después de un proyecto presentado por la Plataforma Cela, formada por: ACEMTO (comerciantes de Torrecedeira y Camelias), Asociación de vecinos Casco Vello , los colegios de la zona y la consultora I-CITE, junto a representantes de los colegios del barrio. Los objetivos básicos coinciden con los que persigue el ahora el Concello: suprimir barreras para que invite a entrar a los viandantes, mejorar la iluminación y la limpieza y eliminar zonas de penumbra.

Fomento confía en que un tránsito continuo de viandantes en el ascensor más la retirada de la pérgola redunde en una mejora de la seguridad en la zona y ejerza de atractivo para la mucha población que reside entre Peniche o Peritos y el Barrio do Cura. Los problemas más importantes a resolver que detectaron los vecinos hace dos años eran la seguridad -80% de los encuestados- y la iluminación -75%-.

Una instalación que simula cuerdas marinas para escalar

  • El elemento central del nuevo parque Camilo José Cela será un juego infantil de 20 metros de largo por nueve de alto sobre el que se podrá caminar y escalar. Sobre una estructura metálica se engancharán grandes lonas de un material que intenta imitar a las cuerdas marinas y del que no existe ningún otro ejemplo en Vigo ni en Galicia y del que se encuentran muy pocos exponentes en Europa y siempre en recintos cerrados. "Este es el primero pensado para un espacio al aire libre. El diseño es de un arquitecto de Vigo y ahora falta homologarlo para cumplir con toda la normativa de seguridad. Apostamos por algo sorprendente", apuntan fuentes municipales, que quieren completar el diseño de la instalación con bolas colgantes desde los puntos más altos que funcionen a modo de columpios y en cuyo encaje final se está trabajando.Esta enorme pieza ocupará la explanada que ahora mismo está infrautilizada por la presencia de dos pérgolas de piedra y varios estanques que está previsto desmontar. Se pretende limpiar la zona y dejar libre el mayor espacio posible. Ahora mismo esta es la parte menos usada del recinto y por temporadas es frecuente ver a indigentes buscando cobijo.El desnivel de más de 15 metros entre Pi y Margall y Torrecedeira condiciona el escaso uso de la zona verde. Los niños se quedan a merendar o jugar en las dos explanadas superiores y apenas se adentran en el parque, algo que quiere modificarse con un juego adaptado para niños más mayores y creando una nueva explanada abierta para jugar mientras están a la vista de los adultos.

Un torre de cristal con vistas para remontar 16 metros

  • El Concello contrató esta semana la segunda fase de las escaleras mecánicas de Segunda República y la próxima actuación prevista en el proyecto "Vigo Vertical" es el ascensor panorámico que conectará Torrecedeira con Pi y Margall para salvar un desnivel de 16 metros. La licitación de los trabajos rondará los 1,2 millones, según la última estimación municipal, y permitirá ascender hasta Camelias en pocos minutos al poder continuar el trayecto caminando unos metros y cogiendo el elevador de Menéndez Pelayo.La torre tendrá más de 20 metros de altura y será de cristal. Incluye una plataforma a la altura de Pi y Margall que hará de mirador sobre la Ría.

Compartir el artículo

stats