Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto de Vigo sube las tarifas a los operadores para que se abarate la estiba

Busca enjugar el déficit de la terminal de coches con un dinero que las empresas pueden compensar si recurren a la liberalización de carga y descarga. "No podemos sufrir pérdidas subvencionando negocios rentables", arguye

Vehículos en la terminal de Bouzas // R. Grobas

Vehículos en la terminal de Bouzas // R. Grobas

La tarifa de estacionamiento de vehículos en la terminal de Bouzas se encarecerá entre un 15 y un 40%. La Autoridad Portuaria aprobará la subida en el Consejo de Administración de mañana para que se aplique desde el 1 de enero de 2017. El incremento se justifica para amortiguar las pérdidas superiores al millón de euros que genera cada año a las arcas de Praza da Estrela el mantenimiento de la explanada Ro-Ro, pero las empresas que gestionan el movimiento de coches desconfían que este sea el verdadero motivo. Lo interpretan como una "medida de presión" para que reduzcan los costes que cobran a los clientes mediante la contratación de una mano de obra más barata, como así lo permite el decreto aprobado en marzo que retira de las tareas exclusivas de la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) la carga y descarga de vehículos. El presidente Enrique López Veiga admite que su iniciativa persigue ambos objetivos y lo defiende: "Lo que no puede ser es que perdamos dinero para subvencionar negocios rentables como el de Bergé y Suardiaz".

Ante el desinterés por echar mano de un instrumento que según cálculos portuarios podría suponer un ahorro para el principal usuario del recinto, PSA, de hasta un 38% al año, López Veiga advirtió hace un mes a los operadores que si no abarataban sus servicios privatizaría el recinto en el plazo de seis meses. Aunque entonces ya dijo que no esperaría sin más, como ilustra la subida de la tarifa denominada de "almacenaje". Estas suben un 15% en cada uno de los tres tramos establecidos, de manera que la estancia hasta 5 días pasaría a costar 0,57 euros por vehículo; 1,15 la de 6 a 10 días; y 1,7 euros de 11 a 20 días. Superado este tiempo, el alza es del 40%, situándose en 0,37 euros por coche y también por día. "La subida es más que asumible", afirma López Veiga. A su juicio, esas empresas tienen "colchón económico suficiente" para asumirlo. Y si no lo tienen o no quieren que repercuta en sus beneficios, reitera cuál es el camino: "Que hagan lo que les permite la ley".

Una empresa autorizada

Haz click para ampliar el gráfico

En virtud de la liberalización contemplada en el IV Acuerdo Marco de la Ley de Puertos al considerarlo un servicio comercial, la Autoridad Portuaria aprobó el pasado marzo el decreto que regula la actividad de carga y descarga de vehículos nuevos sin matricular. Mediante este mecanismo, la única empresa que hasta la fecha formalizó el requisito previo de solicitar autorización al Puerto para prestarlo en Bouzas -Bergé Marítima- podría realizar con su propia plantilla u otra externa el movimiento de sus volúmenes de vehículos o los de otros competidores. Sólo debería respetar el derecho de tanteo que reserva la ley a la Sociedad de Estiba, y si esta equipara la oferta en "costes y calidad", tendría prioridad a ejecutar el contrato. De operar haciendo uso de esta liberalización, un estudio del Puerto sostiene que PSA podría recortar hasta 2,5 millones de euros anuales los costes derivados de la exportación de su producción por mar desde Vigo.

Sin embargo, ocho meses después, las empresas siguen sin ver clara esa alternativa. Temen una reacción de la Colla que tampoco el Puerto descarta. De hecho se muestra preparado en caso de convocarse una huelga de estibadores. "Tendrá que ser un paro legal y respetando unos servicios mínimos tanto en Bouzas como en Guixar que ya están aprobados. De lo contrario, los estibadores podrían responder de los perjuicios con su propio patrimonio. Y ya hay jurisprudencia", avisa López Veiga.

Las tarifas de almacenaje de vehículos han sufrido sustanciales rebajas en 2010 y 2013, primero con Corina Porro al frente de la institución portuaria y luego con su sucesor, Ignacio López-Chaves. Tres años congeladas durante los cuales el Puerto no ha parado de hacer obras millonarias en el recinto. Desde silos para el estacionamiento en altura hasta nuevos atraques, actuaciones que continúan, ahora con una importe ampliación en marcha. Un esfuerzo inversor proporcional a la ingente actividad registrada en esta terminal aunque paradójicamente no contribuya ni mucho menos a que Praza da Estrela salga de los números rojos. Más bien al contrario. El "Informe de Seguimiento Blue Growth: Análisis del Modelo de Gestión y Operatividad de Bouzas TT" alerta de que la explotación de este recinto resulta deficitaria. El resultado neto de 2015 arrojó un saldo negativo de 1,13 millones, siendo la amortización y mantenimiento de las infraestructuras que componen la terminal (superficies de almacenamiento y de tránsito, las estructuras de atraque y el silo) lo que generó "el 75% del gasto de funcionamiento total".

"Respaldo unánime" de la Cámara de Comercio a las iniciativas de López Veiga

  • El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo recibió ayer el "respaldo unánime" de la recién fusionada Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa. Enrique López Veiga asistía por primera vez a una reunión del Pleno de la nueva institución en su condición de vocal e intervino para hacer un resumen de las iniciativas que impulsa con el objetivo de mejorar la competitividad de los muelles olívicos.Abundó sobre todo en el apercibimiento que envió a la Sociedad de Estiba instándole a que actúe conforme a la ley renunciando a prácticas monopolistas o denunciará el caso a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia. Esta advertencia surtió, en teoría, el efecto pretendido, ya que los accionistas de la Sagep ya acordaron con los trabajadores iniciar las negociaciones para adaptarse a la legalidad en un plazo de tres meses. Según el secretario de la institución cameral, Manuel Fernández Pool, Veiga cerró su análisis convencido" de que el conflicto se va a solucionar". Por su parte, el presidente de la institución, José García Costas, recalcó que "el Puerto tiene un apoyo tanto del comité ejecutivo como del Pleno de la Cámara total y sin fisuras".

Un alza dentro de los márgenes del mercado

  • Desde hace una década que los operadores de Bouzas disfrutan de rebajas de tasas, en parte impulsadas por el Gobierno para alentar una demanda mermada por la crisis. El informe de seguimiento "Blue Growth" compara las tarifas de Vigo con las de Santander, las únicas terminales de España en manos de la Autoridad Portuaria. Aplicando la bonificación máxima -del 25%, como la que disfruta PSA por mover más de 150.000 coches al año- y sumando estancias prolongadas y cortas-, el valor medio de la tasa en el cántabro se sitúa en 1,3 euros por coche mientras que en el vigués es de 0,94. "En cambio, Santander factura como mínimo un 40% más sólo considerando las estancias cortas", dice el informe, por lo que concluye que "las tarifas de Vigo pueden subirse sin posicionarse por ello fuera del mercado".Fuentes de la terminal de Bouzas afirman que esta subida de tarifas por almacenaje perjudicará más a esas marcas "minoritarias" como Renault, Toyota, Mercedes o Ford, sobre todo estas tres últimas por usarla para transbordar vehículos, lo que aumenta los días de estancia. "Porque a PSA sí que los operadores no le repercutirán la subida. La asumirán ellos", estiman.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats