Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FARO entrevista al director musical

Francisco A. Moya: "Nabucco muestra que se puede llegar a la paz con arrepentimiento y perdón"

Amigos de la Ópera cuelga el cartel de completo, el domingo, en el estreno de su Otoño Lírico

Francisco Antonio Moya Rubio. // FdeV

Amigos de la Ópera estrena el próximo domingo su Otoño Lírico 2016, en el que repetirá la programación que la asociación ofreció en 2016. Arranca la temporada con "Nabucco", de Giuseppe Verdi. A cargo de la Dirección musical repetirá un conocido para el público vigués. Es el cuarto año consecutivo que Francisco Antonio Moya dirige una ópera en la ciudad. La función -a las 19.30 horas, en el Teatro Afundación- ya ha colgado el cartel de completo.

-Es una obra que engloba muchos elementos: religión, política, amor.... ¿Para usted, cuál es el mensaje que más destaca?

-Quizás, el arrepentimiento y el perdón. Al final todo el mundo se acaba arrepintiendo y pidiendo perdón. Nabucco, por su maldad y su afán de poder e implora perdón a su hija Abigaille y al pueblo de Israel, al que había masacrado y se convierte. Abigaille, que se había convertido en reina, acaba pidiendo perdón a Dios, a su hermanastra y a los hebreos. E Ismael, el traidor, también se arrepiente. No es una obra dramática en el sentido de amores imposibles, sino una obra de un contenido sociopolítico y religioso. El amor se queda en tercer plano. Es una ópera en la que desde el primer acto al tercero, hay mucho odio, afán de poder, de corrupción, de masacrar y liquidar a un pueblo. Y el cuarto, muestra que se puede llegar a la paz con arrepentimiento y perdón. Viene muy bien en nuestros días, con tanta guerra y crisis. Evidencia que poniendo todos de nuestra parte, se puede arreglar todo. Muy actual.

-Los directores artísticos, David Martel e Ignacio García, también le han dado una vuelta, ambientándola en la Palmira actual, con el ISIS como ejército opresor. ¿Cómo funciona con la obra de Verdi?

-Por suerte, cualquier ópera se puede ambientar en algo que esté sucediendo. Aquí, se está destruyendo un patrimonio cultural y a un sector de la humanidad y se está en guerra constante por ideología y religión. Encaja perfectamente con lo recogido en "Nabucco" y el texto en el que se inspira, el "Segundo libro de los reyes": por ser judío te masacramos, te invadimos y te deportamos. Hoy por ser de tal sitio y no compartir nuestra ideología, te masacramos, te invadimos y te aniquilamos. La historia de la humanidad es cíclica.

-Habéis vendido ya todas las localidades. ¿Cree que puede tener algo que ver la curiosidad que provoca esta ambientación?

-Hay varios factores. El primero es la labor ingente de los Amigos de la Ópera de Vigo. Un trabajo impagable por amor a la cultura. Gracias a ellos existen estas cosas. En segundo lugar, nos movemos mucho por títulos. Obras que son una delicia no llegan porque no son tan conocidas. Solo por el "Va Pensiero", un hit de la ópera y de la historia, tan hermoso, que la gente no se lo quiere perder.

-¿Qué características musicales destaca de la obra?

-Una fundamental es que Verdi le da mucha importancia al coro, que es un personaje, el del pueblo hebreo, que es conquistado por Nabucco y deportado. Ya se notan los tintes de Verdi, por una orquestación con una intensidad armónica y fuerza dramática en los volúmenes. Destacaría la participación de los solistas, no tanto de forma individual, como colectiva, en dúos, tríos y cuartetos. No es la típica obra donde cada solista tiene varias arias. Es una ópera donde destaca más el conjunto, lo coral y lo orquestal.

-¿Cómo funciona el coro vigués Gli Appasionati como este "personaje" del pueblo hebreo?

-Es una obra muy difícil para un coro porque participan mucho, están ahí todo el tiempo, y se desdoblan mucho las voces. Hay una polifonía muy grande, con velocidades muy altas. Este coro defiende la obra perfectamente y hace una labor sobresaliente. No me extraña que tenga tanto trabajo.

-Con la orquesta Vigo 430 no es la primera vez que trabaja. ¿Ha visto una evolución en ella?

-Es la cuarta vez y he notado una evolución muy interesante. Nos vamos conociendo, van viendo como trabajo y como afronto las partituras. Puedo decir que han evolucionado mucho y para bien. Son obras difíciles de tocar. Requieren continuos cambios de tiempo y de una concentración absoluta. Tienen que estar contentos porque están mejorando y me alegra porque Vigo es una ciudad grande que merece una representación sinfónica y con apoyos.

El coro que evitó que la música perdiera a Verdi

  • Más allá de su valor musical, Francisco A. Moya resalta la importancia histórica de "Nabucco" y, más concretamente, de su coro de esclavos del tercer acto, el "Va, pensiero". "Si no fuera por él, habríamos perdido una figura de primer orden del mundo de la música", subraya el director musical que tiene el cometido de poner la obra en escena ante el público vigués este vienes.Giuseppe Verdi aún no era un compositor conocido cuando, entre 1838 y 1840, perdió a sus dos hijos y a su mujer. Moya cuenta que estaba sumido en una depresión profunda y había decidido no volver a componer, cuando el empresario de La Scala de Milán le convenció para que leyera un libreto que acababa de rechazar el compositor Otto Nicolai. Quería que le pusiera música, pero Verdi le dijo que no. Obstinado, el empresario le metió el libreto en el bolsillo y, cuando el compositor italiano llegó al pequeño apartamento que tenía alquilado, lo tiró el libreto encima de la mesa y se acostó. Al levantarse, miró hacia él y estaba abierto por el texto del "Va, pensiero". "Cuando lo vio, decidió hacerlo", relata Moya."Era un compositor que iba a dejar de escribir y, gracias al "Nabucco" y, en concreto, a ese pasaje, comenzó su apabullante carrera", resalta". "Cambió la vida de Verdi y también la del género", sostiene y añade: "No habría existido "La Traviata" Il Rigoletto", "Otelo"..."Unido a la obra, llegó otro cambio en la vida de este maestro. En ella conoció a la que fue su siguiente mujer, la cantante Giuseppina Strepponi, la primera Abigaille.

Compartir el artículo

stats