Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Árbore senlleira

El ombú de O Castro, tesoro de Galicia

La Xunta cataloga el ejemplar de "senlleiro" tras la reivindicación del colegio

El coordinador del centro, Xulio Dobarro, bajo el centenario ombú ya cubierto por las hojas. // A.Villar

"Árbore senlleira define a aqueles exemplares que polas súas características extraordinarias ou destacables (tamaño, idade, significación histórica ou cultural, rareza, beleza, etc.) son consideradas reliquias botánicas". Así define la Consellería de Medio Ambiente a las formaciones arbóreas que merecen de un trato y cuidado especial, y será a partir de ahora cuando el centenario ombú del IES O Castro pase a recibir esta denominación.

Fueron muchas las directivas y alumnado que discurrió por el centro, sin embargo todas quedaron prendados de la belleza y magnitud de este ejemplar porteño, y fueron ellos quienes, cinco años atrás, emprendieron el camino de lograr esta distinción por parte de la Xunta. Finalmente alcanzaron la meta propuesta. "No se puede decir que no lo cuidásemos, pero de esta forma tenemos la total tranquilidad que va a contar con la mejor protección. Podemos decir a ciencia cierta que nunca le pasará nada malo al ombú", reconoce el coordinador del centro educativo, y uno de los precursores de la iniciativa, Xulio Dobarro.

Esta "especial protección" que recae ya sobre este ejemplar de más de 8 metros de altura va reñida con una mayor vigilancia por parte de técnicos de la Xunta. "Ahora, para poder hacer algo en relación al árbol, tenemos que pedir autorización; todo queda bajo el amparo y cuidado de la Consellería", añade Dobarro, quien mostraba su satisfacción al ver como el tercer ejemplar de ombú que arraigó en la ciudad tiene los "galones que se merece". Con este ya son siete los árboles "senlleiros" en Vigo, 148 en toda la comunidad gallega: una camelia, un eucalipto, un haya y un tulípero en Castrelos, el famoso olivo en Paseo de Alfonso XII y una casuarina en Plaza de Compostela.

El origen de este ombú hay que situarlo a mediados del siglo pasado, cuando un emigrante argentino sembró en el terreno de O Castro una semilla de este ejemplar. "Cuando veinte años atrás se desbrozó el terreno y vimos el árbol, supimos que era especial. El instituto se levantó preservando siempre el árbol", comentaba el directivo del centro.

Compartir el artículo

stats