Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La juez de Violencia avisa de la "alarmante gravedad" de muchas denuncias de maltrato

El juzgado registra 600 asuntos en lo que va de año -La magistrada destaca que cada vez menos mujeres renuncian a seguir con el proceso: "Ahora vienen más seguras y decididas"

Dependencias del juzgado vigués de Violencia sobre la Mujer. // M.G.B.

Dependencias del juzgado vigués de Violencia sobre la Mujer. // M.G.B.

Lejos de ir a menos, los casos de violencia machista siguen creciendo. Las estadísticas hechas públicas esta semana por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) arrojan que las 280 denuncias registradas en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vigo durante los tres primeros meses de este año suponen un 16% más de las que hubo en las mismas fechas del ejercicio anterior. Un incremento que se mantiene en el segundo trimestre, que concluyó ayer: desde enero ya son más de 600 los asuntos que entraron en la sala. En el contexto de la tendencia mantenida en el tribunal en los últimos años, la magistrada valora este aumento como "ligero", pero lo que aprecia desde 2015 es que los casos que tramitan son "de mayor gravedad". "Me alarma esa situación", afirma Paz Filgueira, que como dato positivo destaca que el número de víctimas que renuncian a continuar con el procedimiento se ha reducido de forma muy considerable. "Llegamos a alcanzar porcentajes del 40% que no querían seguir con la denuncia y ahora la cifra es residual; las mujeres que vienen lo hacen más seguras y decididas a denunciar y a continuar el proceso judicial", describe.

Las 280 denuncias contabilizadas entre enero y marzo en la urbe olívica suponen más de la mitad de las 530 que hubo en la provincia pontevedresa. Y dos de cada diez de las registradas en toda Galicia. De hecho, el partido judicial de Vigo está entre los 20 españoles, de un total de 431, que suma más procesos. Y lo que se ve en el tribunal es, a juicio de su titular, solo la punta del iceberg. "Considero que el aumento de asuntos registrado este año no refleja el número real de casos; estoy segura de que hay muchos más de los que llegan aquí al juzgado, a los ambulatorios o a la Policía...", reflexiona la juez. A propósito de esta problemática, lo que percibe es que hay víctimas de violencia de género que, por diversos factores, "evitan" acudir a la vía judicial, pero sí se da el paso de denunciar cuando sufren una situación de malos tratos "grave" que les hace temer de forma elevada "por su vida".

Agresiones físicas

"Me alarma la gravedad de los casos que estamos viendo; si antes una mujer llegaba y denunciaba un episodio, ahora te encuentras con que te relatan cinco...", ejemplifica Paz Filgueira. "La mayoría de asuntos que llevamos son agresiones físicas; otras conductas como las de acoso también hay, pero en los últimos meses, al menos en este juzgado, hemos percibido un descenso", afirma. Una apreciación sustentada por los datos aportados por el Poder Judicial, que evidencian que de los 280 procesos por delito tramitados en el primer trimestre de 2016, un total de 230 fueron por lesiones y malos tratos, otros 16 por ilícitos contra la integridad moral y los restantes 34 por el quebrantamiento de las medidas de alejamiento o prohibición de comunicación impuestas por el tribunal a favor de las perjudicadas. También hubo otros diez procesos de delitos leves (las antiguas faltas) por injurias o vejaciones.

En el juzgado vigués se ha detectado un incremento de casos de violencia machista en los que víctima y presunto maltratador tienen entre 20 y 25 años. La magistrada cree que en estos tramos de edad las perjudicadas se animan más a denunciar porque les resulta menos complejo "desvincularse" de sus agresores. "Generalmente no conviven, no tienen un piso en común, no tienen hijos, no existen cargas gananciales...", explica. "Eso no quiere decir que descienda la problemática en mujeres de más edad; lo que considero es que en estos casos las víctimas muchas veces no denuncian por falta de recursos, por un factor socioeconómico", concluye la juez.

"Hay un déficit de medios personales y formación"

  • Algo en lo que coinciden todos los colectivos involucrados en la lucha contra el maltrato es en la necesidad de más medios en todos los ámbitos, desde el judicial hasta el policial, pasando por los servicios que prestan apoyo a las víctimas desde una perspectiva más social. "Hay un déficit de medios personales y de formación", coincide también la juez especializada de Vigo.Y en estos primeros meses de este año la dinámica judicial ha comenzado a convivir con los nuevos plazos en las instrucciones de los delitos. La sala viguesa ya prorrogó la investigación judicial de más de 110 causas, elevó a juicio más de medio centenar y en más de 400 asuntos hubo que proceder al sobreseimiento provisional al cumplirse el límite máximo ordinario de seis meses para las indagaciones que impone la nueva ley.La mayoría de casos archivados sin embargo se reabrirán en un futuro inmediato ya que son supuestos en los que se está pendiente de exhortos, informes policiales... que aún no habían llegado a la sala cuando se cumplió el plazo y que se necesitan para reunir los indicios necesarios contra el presunto agresor.

Compartir el artículo

stats