Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iberia unifica los horarios de los vuelos a Madrid para impulsar la demanda en la ruta

Sus aviones dejan de salir a franjas diferentes en función del día de la semana y operarán siempre a la misma hora -"Atrae tráfico punto a punto y mejora la conectividad", destaca

La ruta aérea Vigo-Madrid tendrá al fin un horario estable y regular a lo largo de toda la semana. Algo tan común en el transporte ferroviario o en autocar como que todos los días los trenes y autocares salgan a la misma hora, lo que contribuye a que sus usuarios sepan siempre cuándo tienen un servicio disponible, no se aplica desde hace años en los vuelos a Barajas, los más demandados de Peinador. Hasta este año Iberia Express tenía hasta diez horarios diferentes en función del día de la semana, algo que han criticado históricamente empresarios, agencias o usuarios de la ruta en general porque dificultaba la planificación de los viajes. Desde finales de marzo ya no tendrán que hacer un puzle para adquirir un billete a Madrid. Iberia se suma a lo que ya lleva haciendo Air Europa históricamente y todos sus aviones saldrán y llegarán a Vigo a la misma hora toda la semana.

Los hasta cinco aviones diarios que tendrá Iberia en cada sentido saldrán a las 6.50, 9.25, 13.45, 17.40 y 21.45 horas hacia Madrid. No habrá más horarios. Los de vuelta despegarán de la terminal madrileña a las 7.35, 11.55, 15.45, 19.55 y 21.55 horas. "Tenemos horarios estables y regulares, lo que supone tres ventajas: atractivos para el tráfico punto a punto; facilitan al cliente habitual la organización de sus viajes, porque son siempre los mismos y por tanto son fáciles de memorizar; y se garantiza la conectividad con toda la red de Iberia", destacan fuentes oficiales de Iberia.

Pero la mejora de la compañía aérea, que ya ha comenzado a relevar en la ruta a su filial Iberia Express y cuyo proceso culminará el próximo mes, va más allá. Como adelantó este periódico, Iberia ha fijado un vuelo a primera hora de la mañana a Madrid (6.50 horas) de lunes a sábado. Son dos días más que los que tenía su filial. Este horario no solo permite a los viajeros de negocios ponerse a primera hora en Madrid y facilitarles la realización de una jornada laboral completa en la capital en el mismo día, sino también que permite que seis de los siete días de la semana puedan enlazar con el resto de destinos en el primer banco de aviones que sale de Barajas por la mañana.

El número de frecuencias también se incrementará en verano, pasando de 25 semanales a 28. Si bien es cierto, Iberia alterna aviones de 141, 180 y 200 asientos frente a los de 177 que utiliza siempre Iberia Express, con lo que la oferta de plazas se mantendrá prácticamente en los mismos niveles que el año pasado. Los días con más aviones serán los miércoles, jueves y viernes, con cinco aviones en cada sentido; los lunes y jueves habrá cuatro; los domingos, tres, y los sábados, dos.

A ellos hay que sumar los cuatro vuelos por sentido que ya opera Air Europa de lunes a viernes (también con el mismo horario todos los días) y los dos que tiene sábados y domingos.

Haz click para ampliar el gráfico

Moreira: "Oporto también se siente como la salchicha fresca en medio de la francesiña"

  • El alcalde de Oporto, Rui Moreira, ha vuelto a utilizar el símil de "salchicha fresca en medio de la francesiña" que aplicó la semana pasada a Vigo en sus polémicas declaraciones en una entrevista en la revista Visão. En ella reconoció haber tendido puentes con A Coruña para dividir a los gallegos y aseguró, además de que Peinador es un aeropuerto "miserable", que Vigo se sentía como el citado embutido en medio del popular sándwich luso. Pero pese a los llamamientos del alcalde de Vigo para que se disculpara, Moreira guardó silencio. Ahora, en un artículo de opinión publicado ayer en el periódico Correio da Manhã trató de sacar hierro a la citada expresión aplicándosela a su propia ciudad en un artículo en el que critica el centralismo lisboeta y los ataques al Norte. Lo titula "Puente aéreo centralista"."Los impuestos generados por toda la industria exportadora van a un mismo cajón, que tiene al lado el de los fondos comunitarios. Ese cajón encierra misterios insondables para nosotros, los "admirados" pacíficos, aquí del Norte. Y es por eso y otras cosas que, al igual que Vigo, también Oporto se siente, muchas veces, como la salchicha fresca en el medio de la francesiña. Atrapada entre el jamón de la autonomía gallega y el filete de ternera del centralismo de la capital", escribió Moreira.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats