Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un conflicto laboral en la Policía Local de Vigo acaba en los tribunales

Diez agentes locales demandan al Concello por su reasignación "forzosa" a otros grupos o turnos

Un conflicto laboral en el seno de la Policía Local de Vigo que ayer acabó en los juzgados. Diez agentes han demandado al Concello por, argumentan, el cambio "forzoso" de secciones o turnos por parte del jefe de este cuerpo policial en el marco de una reestructuración de enero de este año y que afectó a 141 efectivos de los aproximadamente 400 que hay. Los demandantes, a través de sus abogados, alegaron que esta modificación de cuadrantes de servicios respondió a una decisión "unilateral", "arbitraria" y "opaca" del responsable de la Policía Local. Añadieron que los cambios se llevaron a cabo "sin negociación" y mediante "un incumplimiento flagrante de las más mínimas garantías administrativas" ya que, señalan, la competencia para ejecutar una remodelación así corresponde al alcalde o a la junta de gobierno local. Mientras, el letrado del Concello, que solicitó que se inadmitan los recursos, defendió que el jefe de este "cuerpo jerarquizado" es quien tiene la postestad de adoptar "decisiones operativas" como fue ésta. "Le corresponde a él y a nadie más", afirmó. El propio jefe de la Policía Local declaró como testigo: "Se hicieron cientos de cambios antes que ese y nunca pasó nada; es el jefe el que toma esas decisiones, lo que además es una obligación".

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 1 acogió ayer dos juicios. Uno por la demanda de un agente y otro por la de otros nueve -hoy habrá un tercer juicio-. "Estaba en patrullas en la calle, donde sales a intervenir por peleas, violencia de género... y me trasladaron a la emisora; eso me afectó a la motivación, a la salud y es una frustración", explicó un policía. "Es una barbaridad, el jefe me dijo que me cambiaron porque ponía pocas multas, pocos coches retirados de grúa y pocos detenidos", añadió. Con estos cambios en enero, se aumentó el número de efectivos en emisora, grúa y grupo GOA, afirmó el jefe del cuerpo, que señaló que la medida respondía a la "necesidad" de cubrir plazas "por jubilaciones" o "carencias" en secciones.

Los demandantes llevaron como testigo a un compañero delegado sindical de la UGT, que señaló que en 2009 hubo una reestructuración similar en la que hubo "negociación" y aprobación por parte de la junta de gobierno local. En la de este 2015 las nuevas asignaciones fueron "por sorpresa". "Había gente conforme con la modificación, pero de forma forzosa, que no solicitaron el cambio, resultaron afectados 20 agentes", concretó. "Los cambios afectan al turno, los horarios, la situación económica, la sección...", concluyó este policía.

Compartir el artículo

stats