Decenas de personas se sumaron ayer a la iniciativa "As Illas Cíes de Vigo. As túas illas", con la que el Concello persigue un doble objetivo: fomentar el turismo sostenible y desestacionalizar la demanda, uno de los grandes retos de la ciudad como destino de viajeros.

A media mañana los participantes en la experiencia piloto partieron de la estación marítima rumbo a Cíes, donde los grupos pudieron disfrutar de una ruta con "paseos sonoros", otra para descubrir el arte de la ínsula y una tercera que planteaba "descubrir la naturaleza". La primera ruta, diseñada para un grupo máximo de 70 personas, propone trabar una "relación sensorial con el paisaje" de Cíes, del que se disfruta no solo con la vista, sino también a través del oído.

La segunda ruta se acerca al arte de las islas. Para ello el Concello plantea dos alternativas: un grupo con 35 plazas que se centra en la fotografía de la naturaleza y otro, también pensado para 35 personas, que aborda el dibujo y la pintura como forma de conocer Cíes.

El tercer itinerario propuesto se centra en la naturaleza y la vida en las islas, "desde la orilla en los restos de las mareas hasta los cantiles que contemplan el océano, las señales que dejan los temporales del invierno, los rastros de animales que se esconden, los avisos del tiempo cambiante...." -apuntan desde la Concellería de Turismo.

La visita piloto de ayer estaba abierta a personas de todas las edades que se hubieran inscrito previamente, entre el 13 y 18 de marzo. El barco en el que acudieron a Cíes regresó pasada la media tarde.