Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La renta media de los vigueses baja en casi 3.000€ en cuatro años

La renta media retrocede hasta los 18.215 euros -Cuatro de cada diez contribuyentes declaran a Hacienda unos rendimientos inferiores a 12.000 euros: son 52.390 vecinos

Los desempleados se llevan la peor parte de la crisis económica, pero muchos de los trabajadores que mantienen su puesto han visto empeorar sus condiciones y han tenido que asumir sucesivas rebajas salariales. Las rentas altas representan cada año un menor porcentaje de la población activa al tiempo que se disparan las personas que declaran unos rendimientos del trabajo inferiores a seis mil euros por año. El empobrecimiento de los vigueses que siguen dentro del mercado laboral es una realidad que ratifica la última estadística por municipios del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Los vigueses han perdido poder adquisitivo y en 2012 -último ejercicio cerrado- declararon unos ingresos anuales procedentes de su trabajo 2.860 euros inferiores a 2008, cuando la crisis aún estaba despuntando.

La renta de los contribuyentes del municipio vigués se ha recortado un 13,5% en cuatro años y los ingresos medios se situaron al final del último ejercicio revisado en 18.215 euros frente a los 21.075 que llegaron a alcanzarse. Este repaso a los datos del IRPF históricos se traduce en una pérdida de casi tres mil euros por ejercicio entre 2008 y 2012. Al publicarse los datos en el IGE con bastante retraso, aún tardarán en verse reflejados los indicios de recuperación que anuncia la Administración y los efectos del aumento de las contrataciones.

El desplome de la renta obtenida por las personas físicas residentes en Vigo sufrió su primer varapalo en 2009 con un retroceso de mil euros en un solo ejercicio y tras dos de altibajos, entre 2011 y 2012 volvió a consolidarse esa tendencia con una bajada de otro 4% y 732 euros menos a final de año. El dato se obtiene revisando los salarios declarados y también se tienen en cuenta las prestaciones por desempleo y las pensiones.

Haz click para ampliar el gráfico

Echar la vista atrás permite detectar además de la obvia caída de los ingresos procedentes del trabajo un debilitamiento de la estructura salarial. En el año 2012, en Vigo presentaron la declaración de IRPF un total de 139.026 contribuyentes, apenas un 1,4% menos que en 2008. Lo más grave es que caen los trabajadores con mayores ingresos y la única categoría que se incrementa es la de vecinos que reconocen unos ingresos inferiores a 6.000 euros al año y no alcanzan el salario mínimo interprofesional fijado para 2012 en 8.979 euros.

Este primer grupo de los que ni siquiera pueden aspirar a mileuristas. Pega un salto del 26% gracias al empeoramiento de las condiciones de asalariados que antes se encontraban en categorías más altas. Este primer grupo más los 24.251 vigueses que declararon unos ingresos procedentes de su trabajo de entre 6.000 y 12.000 euros anuales eleva hasta el 38% los declarantes de Vigo que no llegan a mileuristas y a los que se les hace cuesta arriba poder emanciparse o adquirir un coche o una vivienda.

La horquilla de entre 12.000 y 21.000 euros ha perdido un 8% de trabajadores en cuatro años y se queda con 37.364, a los que hay que sumar, por último, los 49.272 trabajadores que declaran unos rendimientos anuales a partir de los 21.000 euros. Son 1.500 vecinos menos que en 2008 y es el grupo que presenta una mayor estabilidad.

Estos cambios en la pirámide salarial de la ciudad rebaja a 2.312,92 millones de euros el total de rendimientos por trabajo declarados en 2012 frente a los 2.416,78 millones de un año antes. La última estadística del IGE realizada con datos de la Agencia Tributaria también permite comprobar que en ese ejercicio hubo 62.492 declarantes del total de 139.026 del municipio que se beneficiaron de la deducción por la compra de vivienda habitual -suspendida en 2013- y que otros 8.672 recibieron bonificaciones por los pagos del alquiler.

En A Coruña y Santiago la caída de salarios y pensiones supera el 16%

  • En términos porcentuales los vigueses ingresan un 13,5% menos que hace cuatro años. La caída es drástica y tiene efectos inmediatos sobre el consumo, pero este retroceso parece menos importante si se compara con el salto experimentado en A Coruña y Santiago. En la urbe herculina los rendimientos del trabajo declarados a Hacienda se han corregido algo más de un 16% al pasar de los 23.182 euros anuales de 2008 a 19.396 en el último ejercicio computado. Por término medio los contribuyentes reciben 3.786 euros menos en salarios y pensiones, ligeramente por debajo de los 3.891 euros que de media perdieron en este mismo periodo los censados en la capital gallega. Las rentas declaradas pasaron allí de 23.635 euros a 19.744 afectadas, al igual que sucede en Vigo por el incremento notable de declarantes que no alcanzan los 12.000 euros anuales, un problema transversal en toda Galicia.

Compartir el artículo

stats